(02/07/2017) Más de 5.700 personas ya han disfrutado de la mágica experiencia de Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla

Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla cierra el mes de junio con una asistencia de 5.731 personas, que supone un índice de ocupación del 92,82%, y continúa hasta el 9 de septiembre su deambular por las músicas que han abrigado a este impresionante recinto palaciego, a lo largo de su historia.

Así, Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla se adentra en su cuarta semana de conciertos, que se realizarán del 3 al 8 de julio, de lunes a sábado. Y así el lunes 3 de julio vuelve el flamenco de la mano de la cantaora María Terremoto. De sólidas raíces jondas, María recorre ya por méritos propios los escenarios de todo el mundo como una de las figuras imprescindibles del cante joven, acompañada por el inconfundible soniquete jerezano del también joven guitarrista Nono Jero. Su consagración como cantaora le llegó en la Bienal de Flamenco de 2016, en la que se le concedió el prestigioso premio ‘Giraldillo Revelación’ siendo la artista más joven en conseguirlo.
El martes 4 de julio se presenta Barroco Súbito, que está integrado por músicos fundadores de la Orquesta Barroca de Sevilla, circunstancia que garantiza la excelencia de sus interpretaciones así como un entusiasmo más que demostrado durante más de 20 años. El grupo lo forman Valentín Sánchez y Leo Rossi (violines barrocos), Ventura Rico (viola da gamba) y Alejandro Casal (órgano), que nos ofrecerán "Telemannía", un programa dedicado a destacar la obra del excelente compositor alemán Georg Philipp Telemann, del que este año se cumple el 250o aniversario de su muerte.

El miércoles 5 de julio vuelve la música clásica de la mano de Trío Ad Parnassum, que está formado por tres destacados músicos residentes en Sevilla: Vicent Morelló y Álvaro Prieto, solistas de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y el gran pianista Tommaso Cogato, profesor de la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid. Juntos han actuado en diversas ocasiones entre las que destaca la temporada de música de cámara de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Nos ofrecerán un atractivo programa en torno al Clasicismo con la interpretación de obras de Haydn, Beethoven y Donizetti.

El jueves 6 de julio, se presenta Minha Lua, para ofrecernos una renovada interpretación del fado tradicional, que se adentra en las posibilidades vocales e instrumentales de este género musical declarado Patrimonio de la Humanidad. Nos ofrecerán el programa “Fado y otras emociones”, que está centrado en la música popular nacida en Portugal en el siglo XIX y elabora un recorrido, a lo largo de distintas épocas históricas, desde los fados más antiguos de intérpretes como Amalia Rodrigues, Fernanda María o Alfredo Marceneiro, hasta las fadistas más contemporáneas como Mariza, Ana Moura o las visiones de gran riqueza armónica de grupos como Madredeus.

El viernes 7 de julio vuelve la música barroca de la mano de dos excelentes intérpretes como son Tamar Lalo / Daniel Oyarzabal. Ambos tocan habitualmente en excelentes agrupaciones de música antigua como La Ritirata, Forma Antiqva, Die Kölner Akademie, Musica Ficta o Euskal Barrokensemble, entre otras muchas, en prestigiosos auditorios y festivales entre los que podemos destacar el Festival Felicja Blumenthal de Tel Aviv o el Auditorio Nacional de Madrid. Nos ofrecerán el programa "La Maestría de la Dulzura", una selección de las sonatas para flauta dulce y bajo continuo de Telemann, escritas en un estilo barroco innovador para su época, con una inspiración imaginativa que atraviesa cada pieza, una belleza melódica llena de calidez y una adecuación perfecta al instrumento y a sus características.

Y el sábado 8 de julio, el guitarrista onubense Quique Bonal y el sevillano Kid Carlos, se juntan para combinar sabiduría y frescura. Nos ofrecerán el programa "La música popular norteamericana: del Blues al Rock", realizando un recorrido por diversos estilos musicales nacidos en los Estados Unidos a lo largo del siglo XX: desde el ragtime o el swing hasta el rock más moderno, pasando por el bluegrass, el folk, los standards de jazz, las baladas y por supuesto el blues, nexo de unión entre ambos intérpretes. Para ello emplearán diversos instrumentos de cuerda tales como guitarras, banjo de cinco cuerdas, ukelele o resonator.

Las entradas se pueden adquirir al precio de 6 euros, si se compran en la taquilla del Apeadero del Real Alcázar (Patio de Banderas), en horario de 10 a 13 horas y de 19 a 20:30 horas, de lunes a viernes. También se pueden comprar por Internet al precio de 7 euros. Estas entradas se podrán imprimir en casa o descargarse en un dispositivo móvil. Más información en la web oficial de la actividad: www.actidea.es/nochesalcazar2017

Acciones de Documento