(03/10/2017) El Ayuntamiento finaliza las obras de repavimentación y reordenación de la calle Amargura, en el Distrito Casco Antiguo

Además de mejorar el mal estado en que se encontraba el pavimento, esta intervención de la Gerencia de Urbanismo, en coordinación con el Distrito Casco Antiguo, ha permitido reordenar la confluencia con la calle Relator para facilitar un mejor acceso de los vehículos a los garajes privados

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha concluido una nueva actuación en el Distrito Casco Antiguo con la finalización  de las obras de repavimentación y reordenación de la calle Amargura, un proyecto que ha contado con un presupuesto de licitación de 57.925 euros y que ha se ha llevado a cabo en un mes, concluyendo antes de lo previsto.

Se trata de una intervención cuyos trabajos, en coordinación con el Distrito Casco Antiguo, se han llevado a cabo entre la Plaza Calderón de la Barca y la calle Relator.

El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha visitado la calle Amargura para comprobar el resultado de las obras y ha destacado la importancia de una actuación como ésta, que se enmarca en los planes de obras y mejoras que el Ayuntamiento está llevando a cabo en todos los barrios de la ciudad a lo largo de este año y que había sido “muy demandada por los vecinos”. Para Cabrera, las obras han supuesto “una renovación total de pavimentos que se encontraban en muy mal estado por falta de intervención durante años”.

 Asimismo, el delegado ha explicado que “siguiendo la línea de trabajo que venimos desarrollando desde el Distrito Casco Antiguo desde el inicio de este mandato, una labor de información permanente a los vecinos y comerciantes de esta zona sobre estas obras que lleva a cabo la Gerencia de Urbanismo”.

 Además de mejorar el mal estado en que se encontraba el pavimento, esta intervención, ha permitido reordenar la confluencia con Relator para facilitar un mejor acceso de los vehículos a los garajes privados.

 La calle Amargura tiene carácter peatonal y forma irregular y el mal estado en que se encontraba su pavimento es consecuencia, sobre todo, de la ejecución de  múltiples calicatas que se han ido solventando con parches de mortero y hormigón.

 ORDENACIÓN DEL VIARIO

A esto se suma que en la confluencia con Relator se había realizado una deficiente rampa de aglomerado para permitir el acceso de los vehículos a los garajes privados autorizados en la calle.

Con este proyecto se han resuelto estas deficiencias, al tiempo que se ha acometido la pavimentación en toda la calle, con 75 metros de longitud, y la ampliación del acerado que confluye con Relator, logrando una mejor ordenación de la confluencia de ambos viarios.

 La repavimentación de esta calle se enmarca dentro del plan de mejoras y pavimentación vías que desde la Gerencia de Urbanismo se ha llevado a cabo durante este verano con actuaciones en importantes vías estratégicas como el Paseo Colón (207.000 euros), la Avenida Alcalde Luis Uruñuela (356.955 euros), La Rábida y Palos de la Frontera (77.827 euros) o la Avenida Menéndez Pelayo (58.000 euros), entre otras.

 

 

 

Acciones de Documento