(13/9/2017) El gobierno de la ciudad propone proteger los edificios con valor patrimonial de Nervión con una revisión del catálogo y una suspensión cautelar de licencias de demolición en algunas zonas

Estas propuestas se elevarán al próximo Consejo de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla, con un catálogo que comenzará con edificios de titularidad pública ahora sin protección patrimonial y continuará con privados. “Impulsamos medidas para proteger el patrimonio sin que se ponga en riesgo ni la actividad económica ni las necesidades de reformas menores que puedan tener vecinos y vecinas de esa zona”, según ha explicado el delegado Antonio Muñoz. El edificio de la antigua Cárcel de la Ranilla se incluirá en el catálogo y fuera del Distrito Nervión, el Hotel Triana, que carece también hasta ahora de herramientas de protección.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y la delegada del Distrito Nervión, Inmaculada Acevedo, han presentado hoy las propuestas que se remitirán al próximo Consejo de la Gerencia de Urbanismo con el objetivo de dar cumplimiento a la moción aprobada por unanimidad en el último Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para proteger los edificios de Nervión con valor patrimonial, y especialmente aquellos diseñados a principios del siglo XX de arquitectura regionalista.

“Durante años, por un motivo u otro, no ha habido mecanismos de protección de los edificios con valor patrimonial de este distrito. En el pasado mandato, por ejemplo, no se tomó ni una sola medida para evitar derribos o la pérdida de inmuebles. Impulsamos ahora un plan de choque, un conjunto de medidas con las que queremos proteger el patrimonio sin que se ponga en riesgo ni la actividad económica ni las necesidades de reformas menores que puedan tener vecinos y vecinas de esta zona”, ha explicado Antonio Muñoz.

En este sentido, se iniciará una revisión del catálogo periférico del PGOU para incluir y, por tanto, garantizar la protección de todos aquellos inmuebles con valor patrimonial de los barrios de Nervión. Y se empezará en el próximo Consejo de la Gerencia con una propuesta concreta elaborada por los técnicos de Urbanismo para los edificios que son de titularidad pública que tienen valor patrimonial pero carecían de cualquier nivel de protección.

De esta forma, quedarán protegidos y sin posibilidad de derribo los edificios municipales de Villa Pombo, Villa Encarnita (que durante el pasado mandato fue objeto de dos concursos para su enajenación y posterior derribo que quedaron desiertos) y Villa Julita (en la que se están realizando ya labores de conservación coordinados por el Distrito Nervión). Junto a estas, y aprovechando este mismo expediente, se van a incluir en el catálogo para su protección el edificio que aún existe de la antigua Cárcel de Ranilla así como el parque, también en el Distrito Nervión. Del Distrito Triana, se va a incluir el Hotel Triana, que carecía también de herramientas de protección.

En segundo lugar, se va a iniciar un análisis exhaustivo y detallado de todas las edificaciones existentes para evaluar cuáles reúnen los requisitos para su inclusión en el catálogo periférico del PGOU como inmuebles con valor patrimonial. Mientras este trabajo se produce de acuerdo con el marco legal vigente, se va a proponer al Consejo de la Gerencia la adopción de medidas cautelares para evitar que se produzcan situaciones irreversibles de destrucción del patrimonio de la ciudad o que las medidas de protección sean ya inaplicables cuando se aprueben.

Para ello, se va a establecer una suspensión temporal de las licencias de demolición, reformas o nuevas edificaciones en las zonas del Distrito Nervión que concentran la mayor parte de edificios ejemplos arquitectónicos de principios del siglo XX que puedan estar en riesgo, entre otras las calles Cristo de la Sed, Beatriz de Suabia, San Juan de Dios, Marqués de Nervión o Beatriz de Suabia. En esta zona se encuentra entre otros el edificio de Cristo de la Sed, 35, que consta específicamente en el acuerdo aprobado por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento del mes de julio. Del mismo modo, y aunque se encuentren fuera de las zonas acotadas en la propuesta de Gerencia, se propondrá específicamente la protección para edificios como Luis Montoto, 150; Marqués de Nervión, 20; Cristo de la Sed, 6 y 8; Beatriz de Suabia, 102, 104, 114; Avenida Ciudad Jardín, 1, y Cardenal Lluch, 53.

“Los edificios se van a analizar uno a uno, y puede que el listado de inmuebles protegido aumente dentro y fuera de los perímetros definidos inicialmente. Vamos a proteger los edificios que tengan valor patrimonial de acuerdo con los informes, y al mismo tiempo a no bloquear la actividad económica o las reformas que se quieran realizar que no afecten al elementos con valor patrimonial de los inmuebles”, ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura.

Acciones de Documento