(17/10/2017) El Ayuntamiento licita las obras para el acceso al CEIP Carlos V de Torreblanca que facilitará la entrada de vecinos, comunidad educativa y vehículos de emergencia

Esta actuación tiene un plazo de ejecución de dos meses y un presupuesto de 55.677 euros que se ha presentado tras resolver la situación jurídica del espacio con la titular del terreno en el que se asentarán la nueva carretera y el acceso peatonal

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha licitado el proyecto para la construcción de un acceso provisional al CEIP Carlos V a través de una vía que una las Calles Santiponce y Camino Cortijo Luis de Torreblanca.

Esta vía, que tendrá tres metros de ancho en cada sentido y un espacio para peatones de 1,80 metros paralelo a la trazada y sobre la misma plataforma, tendrá un plazo de ejecución de dos meses y un presupuesto de 55.677 euros.

Con esta actuación “el Ayuntamiento de Sevilla da un paso adelante para resolver los problemas de accesibilidad de este espacio” en palabras de la delegada del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Adela Castaño, que ha destacado que de esta forma “se ofrece una solución que va a permitir, sobre todo, la rápida entrada de los vehículos de emergencia ante cualquier necesidad, así como de los vecinos y vecinas que viven en este entorno, y de la comunidad educativa que alberga este centro, resolviendo los problemas que demandaban de forma histórica”.

Esta actuación se ha planificado a partir de los problemas de accesibilidad que existían en esta zona a través de las calles adyacentes, particularmente para vehículos de grandes dimensiones como los que utilizan bomberos, que  ocasionalmente recurrían al acceso a través de la parcela donde ahora se va a actuar a pesar de que no se encontraba debidamente acondicionada.

Con la nueva actuación, la nueva vía será perfectamente transitable independientemente de las condiciones meteorológicas. Según la memoria, la actuación comenzará por la demolición del acerado en la Calle Camino Cortijo Luis para realizar la intersección de la nueva carretera con ésta. También se demolerá el encuentro con la Calle Santiponce para adaptar la ubicación de los contenedores de basura y la senda peatonal de la nueva carretera con el acerado existente en esta calle.

Se procederá a la excavación de la caja necesaria para alojar la zahorra natural que formará la explanada, una vez compactada y regularizada, se extenderá la zahorra natural de espesor variable para formar la explanada. Sobre ésta se colocará la base del firme de zahorra artificial, que una vez compactado, regado y regularizado estará terminado con dos capas de hormigón asfáltico en caliente.

En los acerados se realizarán las actuaciones necesarias para cumplir con la normativa de accesibilidad, de manera que los peatones tengan un itinerario peatonal definido claramente.

Se ha previsto dejar un tubo de reserva en una canalización enterrada para su futura utilización por el Servicio de Alumbrado Público que cubra la demanda de los construcciones que figuran en el Plan General de Ordenación Urbana. La calzada alojará 2 carriles de circulación de vehículos de 3,00 m de ancho y un carril peatonal de 1,80 m, según está definido en los planos de detalle.

La señalización horizontal y vertical se encuentra definida en los planos y estará formada por líneas de 15 cm. de ancho en los bordes de la calzada, línea de 30 cm para separar el tráfico rodado del peatonal con elemento separador de forma semiovalada de plástico reciclado.

También se crea un paso de peatones que se señalizará con pintura en bandas de 50 cm de ancho y las correspondientes señales verticales y que favorecerán el tránsito. También se colocarán barreras de seguridad metálicas de doble onda.

Esta barrera irá con soportes hormigonados. Será necesaria también la adaptación de las tapas de los registros e imbornales existentes a las nuevas cotas de acabado.

Además de la comunicación de esta iniciativa a la comunidad educativa que ha realizado la delegada Adela Castaño, la empresa tendrá la obligación de comunicar a los residentes de la zona afectada con una antelación mínima de 72 horas el comienzo de esta actuación, indicando la zona afectada, la fecha de comienzo y la duración de las mismas.

 

Acciones de Documento