(21/8/2017) El Ayuntamiento inicia las obras de la primera pasarela peatonal que cumplirá la normativa de accesibilidad para conectar la calle Torneo y los bajos del Paseo Juan Carlos I junto al río

Las obras, que tienen un presupuesto de adjudicación de 164.288 euros y un plazo de ejecución de 4 meses, responden a las demandas de los vecinos de los distritos Casco Antiguo y Macarena y resolverán definitivamente el problema de accesibilidad existente entre ambos espacios, actualmente solo comunicados por escalinatas que incumplen la normativa vigente Esta actuación se une a otros proyectos que el Distrito Macarena lleva a cabo para la eliminación de barreras arquitectónicas en las avenidas Concejal Alberto Jiménez-Becerril y Alcalde Manuel del Valle con un presupuesto superior a 50.000 euros.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha comenzado las obras de construcción de una pasarela peatonal en rampa que conectará la calle Torneo y con los bajos del Paseo Juan Carlos I, junto la dársena del río Guadalquivir. La nueva pasarela, ubicada frente a la zona que se encuentra entre las calles Puerta de San Juan y Lumbreras, será la primera que cumplirá la normativa de accesibilidad vigente en este paseo y se une a otros proyectos que el Distrito Macarena lleva a cabo para la eliminación de barreras arquitectónicas en las avenidas Concejal Alberto Jiménez-Becerril y Alcalde Manuel del Valle.

La delegada del Distrito Macarena, Clara Macías, ha supervisado hoy, junto a técnicos de la Gerencia de Urbanismo y a responsables de los distritos Macarena y casco Antiguo, la marcha de las obras, que cuentan con un presupuesto de adjudicación de 164.288 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Macías ha destacado la importancia de esta intervención para facilitar el acceso a la dársena desde el Paseo Juan Carlos I y la calle Torneo “para revalorizar esta zona junto al río, de la que diariamente disfrutan muchos ciudadanos y, de manera especial, familias con niños pequeños”.

Macías ha destacado que se trata de una obra “muy demandada tanto por los vecinos de Casco Antiguo como por los de Macarena, usuarios habituales de esta zona, y responde a la apuesta que desde el gobierno municipal se está haciendo en este mandato para que Sevilla sea una ciudad mucho más accesible”. “La inexistencia de bajadas adecuadas al paseo, al margen de las escalinatas, constituía hasta ahora una barrera arquitectónica evidente que gracias a esta nueva pasarela en construcción, va a quedar resuelta de manera definitiva”, ha señalado la delegada.

BARRERA FÍSICA

Con esta actuación, el Ayuntamiento pretende resolver la barrera física existente en la actualidad entre ambos espacios, separados entre sí por una línea quebrada en la que se disponen regularmente varios tramos de escalinatas. Estas escaleras no cumplen las normas vigentes en materia de accesibilidad, de forma que esta circunstancia solo puede salvarse con una pasarela inclinada que cumpla la normativa en vigor.

En este sentido, el proyecto técnico redactado plantea una pasarela con una pendiente máxima del 6 por ciento, tramos inclinados de 9 metros de longitud como máximo y mesetas intermedias de 1,5 metros de anchura. En total, la nueva estructura tendrá 129,20 metros de longitud.

Desde el punto de vista constructivo, la pasarela se conformará con pilares metálicos, sobre los que apoyará una bandeja también metálica que constituye la plataforma propiamente en sí, a la que se añadirá una barandilla de acero galvanizado. De esta forma, la nueva estructura presentará un trazado muy ligero con el que se procura no interferir en la imagen del paseo ni en la del entorno de la dársena del río.

Los trabajos, que en estos momentos consisten en las tareas de cimentación, comenzaron a finales de julio y está previsto que duren cuatro meses, de manera que la nueva pasarela para bajar al río desde la calle Torneo esté disponible a finales de noviembre.

OTROS PROYECTOS DE ACCESIBILIDAD

Asimismo, la delegada también ha avanzado que, dentro de esta apuesta del gobierno municipal por la accesibilidad, se van a llevar a cabo dos proyectos en el Distrito Macarena. La primera de las inversiones que se van a realizar por parte del propio distrito cuenta con un presupuesto de más de 20.000 euros y también supondrá una mejora en el entorno del Puente de la Barqueta. Se trata del nuevo acerado que se va a ubicar en la Avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril entre la zona de aparcamientos y las paradas de autobús para suprimir barreras arquitectónicas. A esto se sumará un nuevo acerado en la parada de Tussam ubicada junto al Parque de los Perdigones, “donde los vecinos venían reclamando una intervención desde hace años”, ha precisado Macías.

La delegada también ha detallado que se va a poner en marcha “un plan de choque en la Avenida Alcalde Manuel del Valle y su entorno para garantizar la accesibilidad y suprimir las barreras arquitectónicas con un presupuesto de 34.000 euros”.

Acciones de Documento