(26/07/2017) El Real Alcázar comienza la restauración del cenador, estanque y jardín del León y tiene en ejecución obras de conservación que superan el millón de euros

La restauración iniciada es, con 381.000 euros de presupuesto, una de las más importantes que se acometen en el monumento en los últimos años. El alcalde, Juan Espadas, realiza una visita a las obras y resalta la labor de los profesionales en la conservación del monumento. Junto con el cenador del León, se están acometiendo las actuaciones necesarias para crear un museo arqueológico y la conservación de las fuentes y de las carpinterías históricas.

 El Real Alcázar ha iniciado las obras de restauración del cenador, estanque y jardín del León, que han contado con un presupuesto de 380.928 euros, IVA incluido, y un plazo máximo de ejecución de 12 meses. Se trata de una de las intervenciones más importantes que se acometen en los últimos años en este monumento –declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO–, donde actualmente se ejecutan trabajos para su conservación que superan el millón de euros de inversión.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha realizado una visita a las obras, acompañado por el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, la directora conservadora del Real Alcázar, Isabel Rodríguez, y María Dolores Robador, directora de proyecto de restauración del cenador, el estanque y el jardín del León, en el que participa un equipo multidisciplinar para que el resultado sea el más aproximado al original.

“Estamos ante una de las intervenciones más importantes que se acometen en los últimos años en restauración y rehabilitación en el Real Alcázar. Queremos por ello resaltar la labor de los profesionales que, de manera minuciosa y a veces silenciosa, son los protagonistas de la conservación del patrimonio del monumento”, según ha comentado el alcalde. Las obras serán próximamente abiertas al público, en visitas guiadas con sus responsables.

La actuación para el cenador irá desde la eliminación de humedades en los muros hasta la restauración de cubierta, pavimentos, pinturas al fresco o bancos, pasando por una nueva iluminación y la instalación de sistemas antipalomas. En el estanque, se procederá a impermeabilizarlo y restaurar la fuente de piedra y la cerrajería. Y el jardín que rodea al cenador y al estanque será restaurado con vegetación adecuada a la historia, la estética, el paisajismo y la botánica que ha de tener el cenador del León.

El surtidor de este estanque, en forma de león, realizado en piedra caliza, ha dado nombre al jardín y también al cenador, el cual se construyó entre 1644 y 1645. El estanque era en realidad una antigua alberca islámica, usada como contenedor del agua de la noria destinada al riego. Se ha atribuido el cenador al entonces maestro mayor del Alcázar, Diego Martín Orejuela. Es uno de los ejemplos más interesantes del manierismo tardío, con pinturas al fresco ejecutadas por Juan de Medina.

Se requiere esta restauración integral ante los históricos problemas de humedad que se arrastran, y que han deteriorado las estructuras, fuentes y pinturas. Serán 12 meses de trabajos, en los que la recuperación de la cerámica vidriada, las solerías, los bancos y las tareas de conservación y recuperación de pinturas serán las labores más minuciosas y, por tanto, las que requerirán más tiempo.

Se trata de un laborioso trabajo que requiere de mucha investigación previa para acometerlo, según ha resaltado Espadas. Una investigación que todavía continúa, dado que el cenador sigue revelando secretos. De hecho, el criterio primordial en la restauración es la fidelidad al origen, con toda la riqueza de su autenticidad. Toda la obra se realizará con materiales naturales, sostenibles y compatibles con la riqueza patrimonial del conjunto.

Junto con esta intervención, en el Real Alcázar se acometen en la actualidad otras 5 grandes actuaciones de restauración y conservación de su patrimonio, referidas a la colección arqueológica y la adecuación del semisótano del Palacio de Pedro I para exponerla, intervenciones en las fuentes en general y de la Fuente de las Damas en particular y la conservación de las carpinterías históricas.

Acciones de Documento