(28/06/2017) El Ayuntamiento reordena las paradas de autobuses turísticos con dos nuevas en Paseo de Colón y Menéndez Pelayo para facilitar la actividad y garantizar la fluidez del conjunto del tráfico

Las dos nuevas paradas tendrán capacidad para 28 autobuses en los principales enclaves de interés turístico, que tendrán 5 minutos para llevar a cabo la bajada y subida de sus viajeros En Paseo de Colón las dársenas ocuparán espacios actuales que no son para la circulación y en el de Menéndez Pelayo se implantarán en el actual carril bus “Los viajeros deben esperar a los autobuses y no los autobuses a los viajeros”, según ha comentado el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera

El Ayuntamiento, a través del Área de Movilidad, ha consensuado con las distintas asociaciones de servicios turísticos integradas en la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) una reordenación de las paradas de autobuses de subida y bajada de turistas en ubicaciones que permitan mayor fluidez a esta actividad y al conjunto del tráfico en la capital y, a la vez, propicien que la primera imagen de la ciudad que tenga el viajero sea atractiva y en un entorno monumental. De esta forma, se prevé habilitar en julio dos nuevas paradas, una en Menéndez Pelayo, en la acera que linda con los Jardines de Murillo, y otra en Paseo de Colón, en la acera de la Torre del Oro y a lo largo de las instalaciones actuales del Centro de Atención Integral al Visitante de Marqués de Contadero, mientras que, en colaboración con el sector, se está buscando una ubicación idónea para cubrir la zona de la Macarena.

En un encuentro de trabajo encabezado por el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, y con la presencia de una docena de representantes de asociaciones de buses turísticos y otros negocios que dependen de estos –fundamentalmente, los hoteles y comercios–, se ofrecieron los detalles de las nuevas ubicaciones. “Sin duda, queremos contribuir al desarrollo del turismo y de sus negocios, ofreciendo, además, una primera impresión atractiva de la ciudad a los visitantes, pero también ordenar la actividad de carga y descarga de viajeros facilitando la fluidez de los autobuses turísticos y el tráfico del conjunto de la ciudad. Y una cosa debe quedar clara: los viajeros deben esperar a los autobuses y no los autobuses a los viajeros”, ha indicado Cabrera.

En el caso de Menéndez Pelayo, en tres tramos entre la salida del parking de Cano y Cueto y hacia la Plaza Don Juan de Austria, se habilitarán dos zonas reservadas para 3 y 9 autobuses turísticos en aproximadamente 183 metros lineales de 48 metros y 135 metros de longitud respectivamente. En total, dispondrá de una capacidad para hasta 12 autobuses. Para ello, el Área de Movilidad llevará a cabo una reordenación de la sección de calzada comprendida entre la salida del aparcamiento de Cano y Cueto y el paso de peatones existente frente al solar del antiguo Equipo Quirúrgico, junto al recién inaugurado Centro Integral de la Bicicleta, que entre otros servicios ofrece rutas cicloturistas por la ciudad.

De este modo, justo este tramo de la Avenida Menéndez Pelayo pasará a tener dos carriles más el carril bus, en lugar de los actuales 3 carriles más bus que se han demostrado sobredimensionados. De este modo, los carriles izquierdo y central en dirección a la Plaza Don Juan de Austria conservarán su uso actual, mientras que el actual carril derecho se transformará en carril bus, y el carril bus actual pasará a ser la futura zona reservada para la subida y bajada de viajeros. La parada de servicio público de coches de caballos se eliminará ante su escasa utilización y se transformará en una zona de carga y descarga de mercancías. Y tampoco sufrirá alteración alguna la parada de Tussam existente en la zona.

Los autobuses turísticos tendrán 5 minutos para proceder a la carga y descarga de sus viajeros, de manera que, así, se genere la rotación necesaria para permitir la fluidez de la circulación. “Y la primera impresión que se llevará el visitante será el entorno monumental del Real Alcázar, los Jardines de Murillo, la entrada al barrio de Santa Cruz, la Fábrica de Tabacos o la calle San Fernando, además del Centro de la Bicicleta”, ha señalado Cabrera.

En cuanto a la parada de Paseo de Cristóbal Colón, se habilitarán tres dársenas para 3, 9 y 4 buses turísticos en aproximadamente 268 metros lineales –55 metros, 153 metros y 60 metros, respectivamente–. En total, habrá capacidad para 16 buses, que ocuparán la zona que hasta hace poco se encontraba acotada por el vallado de las obras del Centro de Atención al Visitante de Marqués de Contadero, por lo que en ningún momento supondrá la modificación del número de los carriles para la circulación. Dentro de esa zona se ubicará igualmente la parada del servicio público de coches de caballos.

Esta ubicación para la subida y bajada de viajeros pretende reforzar el Centro de Atención al Visitante “como centro neurálgico al recibir a los viajeros, a las puertas mismas del Casco Histórico, a los pies de la Torre del Oro y con las vistas a Triana”, ha remarcado Cabrera. Permitirá, igualmente, ofrecer un espacio destinado al este servicio de traslado de viajeros, de forma que se dé una alternativa a los autobuses que habitualmente ocupan de forma irregular el carril reservado a bus y taxi en el sentido Puente de Triana, con el consiguiente perjuicio para la velocidad comercial de los autobuses de Tussam y del propio servicio público de taxis. El delegado y el director del Área de Movilidad, José Lorenzo, trasladaron además a los asistentes a la reunión que se busca aún una ubicación idónea en la zona de la Macarena para situar una parada de autobuses turísticos que acuden a esta zona norte de la ciudad. Cabrera, por último, ha resaltado la colaboración con la patronal CES y la necesidad de compatibilizar el trabajo de los autobuses para la subida y bajada de los viajeros –“apoyando así al turismo, un sector fundamental para la economía y el empleo de esta ciudad”– con la fluidez del tráfico. Estas dos nuevas zonas reservadas y la tercera que se encuentre para el área de la Macarena contribuirán a “aliviar” la presión de autobuses turísticos en Palos de la Frontera, cuya parada se mantendrá, ha concluido.

Acciones de Documento