(28/07/2017) El Pleno aprueba de forma inicial la modificación de la ordenanza de actividades y obras para simplificar y agilizar los trámites y facilitar la creación de empresas y empleo

Esta modificación, para la que se abre un periodo de alegaciones para mejorarla, ha contado con el voto favorable de PSOE, PP y Ciudadanos. El delegado Antonio Muñoz considera que así se da una respuesta más ágil a la actividad empresarial y emprendedora.

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido hoy en sesión ordinaria, ha aprobado de forma inicial, con el voto favorable de los grupos políticos PSOE, Partido Popular y Ciudadanos, la modificación de la Ordenanza Reguladora de Actividades y Obras (OROA), cuyos objetivos fundamentales son la simplificación administrativa, agilizar los trámites y evitar duplicidades e ineficiencias “para que crear una empresa y, por tanto, más empleo en la ciudad sea más fácil”, ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Tras esta aprobación inicial del texto normativo, elaborado en coordinación con los principales colegios profesionales y sometido previamente al dictamen del Consejo Económico y Social de Sevilla –incorporando algunas de sus propuestas y mejoras–, se someterá al preceptivo proceso de alegaciones. “Por tanto, se puede profundizar aún más en esa simplificación, en la reducción de la carga burocrática para abrir un negocio y atraer inversión a la ciudad”, ha abundado Muñoz.

La modificación parte de la evaluación del funcionamiento de la OROA en los cuatro años que lleva en funcionamiento desde su entrada en vigor y de la “necesidad” de evitar duplicidades y simplificar procedimientos y licencias, en aras a regular mejor las actividades económicas y ofrecer, en términos generales, una respuesta más ágil de la administración local a las solicitudes de licencias de obras y actividades que se producen.

Como principales cambios destacan:

  • Se amplían los supuestos de aquellas actividades excluidas de la obligación de presentación de la licencia de actividad o declaraciones responsables. Entre ellas, quedan excluidas las oficinas y despachos profesionales en superficies inferiores a 100 metros cuadrados.

  • Se aclaran y definen mejor los principales conceptos, contribuyendo así a la comprensión y a garantizar una mayor seguridad jurídica: licencia de obras e instalación, licencia de actividad, licencia de ocupación, licencia de utilización, licencias ocasionales y Declaración Responsable.

  • Se determinan los nuevos supuestos que se excluyen de licencias de actividad y que podrán ponerse en funcionamiento con las declaraciones responsables. Serán para hoteles, consultas y centros médicos sin hospitalización; centros privados de educación con superficie inferiores a los 750 metros cuadrados; farmacias, y clínicas.

  • Cambio procedimental para agilizar los proyectos y las reformas. Hasta ahora si la actividad estaba sujeta a la licencia, la obra también debía tramitarse por licencia. Con esta modificación, la obra se podrá tramitar por una declaración responsable si la norma lo permite con independencia de cómo se tramite la actividad.

  • Se reorganizan las competencias dentro de la Delegación de Hábitat Urbano para resolver desajustes existentes en la elaboración de informes y la revisión documental garantizando una mayor agilidad en las tramitaciones.

  • Para favorecer que los proyectos accedan a la financiación y no paralizar el inicio de obras, la calificación ambiental deja de exigirse como un requisito previo antes de la aprobación de la licencia de obras y pasa a exigirse antes del inicio de la actividad.

  • Facilitar el cambio de usos de un negocio de forma que no exigirá una nueva licencia de actividad si el cambio de usos es menor, reservándose la exigencia para cambios de usos globales

  • Se ha simplificado el concepto de modificación sustancial de actividades, de forma que se reducen las exigencias y las tramitaciones en Medio Ambiente tras la aprobación de cualquier licencia de obras.

  • Se mantiene una estructura de ventanilla única con las mismas competencias y funciones. En este sentido, además, se han atendido las recomendaciones del Consejo Económico y Social de Sevilla.

Ante el Pleno del Ayuntamiento, Antonio Muñoz ha comentado que el gobierno de la ciudad seguirá trabajando en la simplificación administrativa y en el objetivo de la unificación de servicios de la Dirección General de Medio Ambiente y la Gerencia de Urbanismo.

Acciones de Documento