El Ayuntamiento aprueba el I Plan Municipal contra la Violencia de Género centrado en concienciación, sensibilización, denuncia, más coordinación de administraciones y recursos y atención a las mujeres víctimas y a sus hijas e hijos

El documento contiene 69 acciones concretas para reforzar la lucha contra la violencia de género en la ciudad El plan trata de buscar la implicación activa de toda la sociedad para que contribuya a erradicar esta lacra Se realizará un catálogo en actualización constante con los recursos de todas las administraciones Se incluyen en esa atención integral a las víctimas a niñas, niños y adolescentes en el marco familiar donde haya violencia de género “La lucha contra la violencia de género es una política de ciudad”, ha señalado la actual titular de Igualdad, Clara Isabel Macías

(23/11/2017) El Ayuntamiento, a propuesta de su Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, ha aprobado el I Plan Municipal contra la Violencia de Género que, con vigencia hasta 2020, complementará los dos planes orientados ya en esta ciudad a la igualdad y a la erradicación de la trata, la prostitución y otras formas de explotación sexual.

Sus objetivos: concienciar y sensibilizar, la denuncia a partir de la participación activa de la sociedad sevillana, la atención a las víctimas y una coordinación mayor con el resto de administraciones y sus respectivos recursos son los ejes principales de un documento que contiene 69 acciones concretas.

“Por primera vez, Sevilla contará con un plan municipal específico para reforzar la lucha contra la violencia machista, que nos permitirá una mayor comprensión de esta problemática y que dotará a sus medidas y soluciones de un mayor alcance.

Un plan que parte de una atenta evaluación de lo que hasta ahora se había hecho y que actúa en tres ámbitos: la implicación de la población, la atención integral a las mujeres y a sus hijas e hijos y, por último, la acción integral entre áreas municipales y otras administraciones públicas”, ha comentado la actual titular de la delegación, Clara Isabel Macías.

Aunque el plan se orienta hacia la ciudadanía sevillana en general, se pone especial énfasis en la población adolescente y joven, al ser la que recibe mayores presiones para reproducir los estereotipos sexistas que están en la base de esta violencia de género, así como en las organizaciones de todo tipo: sociales, juveniles, de mujeres, vecinales, empresariales, deportivas o comunidades religiosas.

Se incluye, además, “a mujeres, niñas, niños y adolescentes que son víctimas de la violencia machista, pues deben recibir el mejor trato posible, tener garantizados sus derechos y contar con el apoyo institucional y social necesario para que recuperen su vida”, tal y como recoge el texto.

Éste parte de un diagnóstico de la situación actual, que se ha trabajado con mujeres que viven en situaciones de vulnerabilidad social, grupos de población específicos, asociaciones de mujeres y otros colectivos, la atención que se presta en los Centros Integrales de Atención a la Mujer y el Grupo Diana de la Policía Local y los recursos globales de otros servicios municipales. A partir de ese diagnóstico, sometido a una constante actualización, este plan contempla 69 actuaciones concretas, de ellas 63 directas y 6 transversales.

El primer gran bloque de medidas atañe a la gestación de una red ciudadana contra la violencia de género para buscar su implicación en la lucha contra esa lacra social, reforzando la obtención de datos y la información sobre todos los servicios públicos a disposición de las mujeres, especialmente en los centros educativos, asociaciones de toda índole y medios de comunicación, vía campañas, formación (actividades de orientación, cursos, talleres, formación específica de acompañamiento a víctimas, encuentros en el marco de la Red de Espacios Libres de Violencia de Género, etc.).  

El segundo bloque se refiere a la atención integral a las víctimas y descendientes, y se basa en la planificación de un programa de apoyo ciudadano para así reforzar la eficacia del trabajo que ya despliegan el Servicio Municipal de la Mujer y los Centros Integrales y también la de los recursos públicos arbitrados desde distintas áreas del Ayuntamiento y de sus empresas.

En este ámbito, se estudiarán las características específicas de la incidencia de la violencia de género en cada barrio y en mujeres de especial vulnerabilidad (mayores, personas sin hogar, minorías étcnicas, etcétera), se realizará formación continua y específica en los Centros Integrales de Atención a la Mujer y también para la detección, prevención y atención en distintos servicios municipales –Servicios Sociales, Policía Local, etcétera–. Asimismo, en la estrategia de atención, continuará un trato personalizado hacia las víctimas (mujeres, hijas e hijos), se editará material específico en varios idiomas, se adaptarán espacios en los propios Centros Integrales de Atención para una mayor confidencialidad, se prevén becas de formación para las víctimas y se creará un servicio de atención directa en las distintas unidades de Policía de Barrio para una primera atención a la espera del grupo especializado, reforzándose además la coordinación con los once distritos de la ciudad y con una revisión continua del catálogo de los recursos públicos contra la violencia machista.

El tercer bloque aborda las relaciones entre el Ayuntamiento de Sevilla y el resto de las administraciones públicas. “La lucha contra la violencia de género es una política de ciudad”, remarca en este sentido Clara Isabel Macías. En este apartado, se prevé también formación específica para trabajadores de todas las áreas municipales y de sus organismos autónomos y empresas públicas, se reforzará el programa de pisos de Emvisesa para las víctimas, se editará un catálogo de recursos socioaborales con el Área de Bienestar Social y Empleo y se incorporará como criterio de valoración en las ofertas públicas de contratos del Ayuntamiento la adscripción de las víctimas de la violencia de género, creándose o en su caso ampliándose planes, bonificaciones, ayudas o incentivos para las mismas.

Se gestará, asimismo, una subcomisión para el seguimiento para la protección y seguridad de las víctimas y una comisión operativa para ejecutar y realizar un seguimiento del plan y una subcomisión de ‘Educar en Igualdad’. En cuanto a mayor coordinación con otras administraciones y entidades, se centrará en el ámbito educativo, con las universidades y asociaciones de todo tipo y profesionales que trabajen en la lucha contra la violencia machista, y en el ámbito de todos los recursos públicos de los que disponen las administraciones local, autonómica y estatal.

Todo este plan será coordinado en el marco del Observatorio Municipal contra la Violencia de Género –donde están representadas distintas áreas municipales, así como los grupos políticos, Decanato de los Juzgados de Sevilla, Fiscalía Provincial de Sevilla, Servicio Andaluz de Salud, Subdelegación del Gobierno central, Consejería de Justicia e Interior y de Educación de la Junta de Andalucía, Instituto Andaluz de la Mujer, asociaciones de mujeres, entidades y asociaciones con experiencia en la asistencia a víctimas, varios colegios profesionales (de abogacía, psicología, trabajo social y medicina) y sindicatos.

“La violencia de género es consecuencia de unas relaciones de poder injustas entre mujeres y hombres que generan una profunda y extendida desigualdad. Por ello, necesitamos acciones integrales y coordinadas, y esa es precisamente la finalidad de este I Plan Municipal contra la Violencia de Género. Y todo con el fin de cumplir lo que verdaderamente define a una sociedad moderna: la igualdad real y efectiva entre sus ciudadanas y ciudadanos. Este plan era un compromiso de este equipo de gobierno que acaba de ver la luz”, ha concluido Clara Isabel Macías.

Acciones de Documento