El Ayuntamiento desbloquea los suelos de Palmas Altas Sur con un acuerdo que permite resolver el convenio firmado en 2010 con Metrovacesa y el inicio de las obras de urbanización y construcción de 2.800 viviendas

Se resuelve el convenio urbanístico suscrito en el año 2010, por el que Urbanismo debía pagar 23,5 millones de euros por los gastos de urbanización de los terrenos a cambio de diez parcelas. Metrovacesa renuncia al proceso judicial abierto y se hace cargo de la urbanización de ese sector, mientras que la Gerencia adquiere una parcela más para la construcción de VPO. “Se ha conseguido un buen acuerdo para la empresa, la Gerencia y la ciudad de Sevilla”, según ha señalado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

(18/10/2017) El Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo celebrado en el día de hoy ha aprobado un acuerdo que permite desbloquear los suelos de Palmas Altas Sur y resolver de mutuo acuerdo el Convenio Urbanístico que se suscribió en el año 2010 con la entidad Metrovacesa para la urbanización de los suelos de Palmas Altas Sur denominados técnicamente SUS-DBP- 02, a fin de desarrollar en los mismos la construcción de 2.800 viviendas, el 30 por ciento de las cuales serían de VPO.

Dicho Convenio establecía que la Gerencia de Urbanismo asumía el coste de las obras de urbanización (23,5 millones de euros) a cambio de la recepción de diez parcelas una vez estuvieran urbanizadas. La crisis económica sufrida en los años posteriores provocó la paralización de esta operación urbanística, derivando en un litigio judicial entre Urbanismo y Metrovacesa que aún no se encuentra resuelto y en el que esta entidad reclama hasta 80 millones al Ayuntamiento esgrimiendo la responsabilidad de la Administración en dicha paralización.

Tras un intenso trabajo técnico desarrollado entre ambas partes, finalmente se ha alcanzado un acuerdo según el cual la Gerencia de Urbanismo devuelve los suelos a la empresa promotora a cambio de que asuma ésta las obras de urbanización pendientes y renuncie a la vía judicial. De esta forma, el Ayuntamiento de Sevilla evita el pago de 23,5 millones de euros a que debería hacer frente en concepto de gastos de urbanización de los terrenos y la empresa abandona la vía judicial para la reclamación de cantidades al Ayuntamiento.

El acuerdo incluye, asimismo, mantener en vigor un pago satisfecho en su día por Urbanismo de 800.000 euros en concepto de gastos de urbanización, a cambio de la entrega de una parcela urbanizada, si bien, se ha reconocido que el precio de dicha parcela alcanza el millón de euros, por lo que la Gerencia ha acordado abonar a Metrovacesa 200.000 euros más como compensación. La intención del Consistorio es poner este suelo a disposición de Emvisesa para la construcción en el mismo de 65 viviendas sociales.

Este acuerdo entre las partes representa un paso delante de suma importancia en el desarrollo de estos suelos, bloqueado desde hace varios años y supone liberar al Ayuntamiento de tener que afrontar el pago de más de 23 millones para asumir su urbanización. “Tras un largo periodo de negociación, además del desbloqueo del proyecto, se ha conseguido un buen acuerdo para Metrovacesa, un buen acuerdo para la Gerencia y un buen acuerdo para la ciudad de Sevilla”, ha comentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Fincas Fuera de Ordenación

Por otra parte, el Consejo de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado también iniciar la modificación del artículo de las Normas Urbanísticas del PGOU que regula la situación de los edificios del Centro Histórico en situación de “Fuera de Ordenación”. Se consideran en situación de fuera de ordenación las edificaciones e instalaciones edificadas con anterioridad a la aprobación definitiva del Plan que las regule y que resulten disconformes con las determinaciones urbanísticas de la nueva ordenación que establece el citado Plan. Tal y como está redactado, el artículo 1.1.13 de las Normas Urbanísticas del PGOU genera problemas en su aplicación práctica, dado que plantea distintos regímenes para una misma edificación según se trate de plantas que superan la altura máxima permitida por el planeamiento urbanístico o por debajo de ésta. De este modo, conforme a la redacción hasta ahora vigente del artículo, en el Conjunto Histórico se prevé un régimen de fuera de ordenación totalmente incompatible relativo sólo a las plantas de los edificios con altura por encima de la máxima permitida. Esto repercutía negativamente en el proceso rehabilitador del suelo urbano consolidado, ya que en ocasiones la recuperación de los inmuebles se veía paralizada por la repercusión sobre éstos de la situación de “fuera de ordenación”.

En consecuencia, por el Servicio de Planeamiento y Desarrollo Urbanístico de la Gerencia de Urbanismo se ha procedido a realizar una nueva redacción que evite estos problemas y clarifique la situación de estas fincas. La nueva redacción de este artículo distingue entre las edificaciones

e instalaciones totalmente incompatibles con la nueva ordenación y las que sólo son parcialmente incompatibles. En las primeras se encuentran las edificaciones e instalaciones que ocupen suelo de uso dotacional público o impidan la efectividad de su destino. En estos inmuebles sólo se podrán hacer obras de reparación y conservación que exija la estricta conservación de la habitabilidad o la utilización conforme al destino establecido, y sólo excepcionalmente se podrán autorizar otras obras parciales y circunstanciales.

El resto de las edificaciones disconformes con las determinaciones urbanísticas del nuevo plan, se considerarán parcialmente incompatibles con la nueva ordenación. En estas fincas se podrán autorizar todo tipo de obras tendentes a la buena conservación de la edificación, de reforma y hasta obras de ampliación. Este cambio en la normativa supone resolver situaciones anómalas y atípicas, tal y como ha reconocido Antonio Muñoz, quien ha destacado que ante situaciones en las que se aplicaban distintos regímenes para una misma finca, se producía en la mayor parte de las mismas una parálisis inversora, que resultaba negativa en todo caso para la ciudad.

Obras en las galerías comerciales del Polígono Sur

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de la Gerencia ha dado luz verde hoy a la ejecución de nuevas obras en las cubiertas de varias galerías comerciales del Polígono Sur, concretamente de los conjuntos comerciales de los edificios conocidos como Los Verdes y Los Rojos, con el fin de resolver las deficiencias ahora existentes.

Aunque las obras para subsanar problemas de filtraciones y otros de conservación se iniciaron el pasado año tras el oportuno proceso de contratación, los trabajos quedaron paralizados en octubre del año pasado por causas imputables únicamente a la empresa contratista, que entró en concurso de acreedores, por lo que desde la Gerencia se inició expediente de resolución de contrato. No obstante, a fin de dar solución a los problemas de filtraciones que padecen las cubiertas de estos locales comerciales sin más dilación, la Gerencia de Urbanismo ha redactado un proyecto que recoge las medidas de carácter urgente que habría que adoptar.

Por este motivo, es necesario aprobar ahora una adenda al convenio firmado con la propiedad el 21 de mayo de 2015, al objeto de que se autorice a Urbanismo para que aborde las actuaciones urgentes necesarias para evitar así definitivamente las filtraciones y finalizar las obras de las cubiertas.

Renovación soportes del alumbrado público de la Cartuja

El Consejo de Gobierno de la Gerencia ha acordado también la adjudicación de un proyecto de obras para la sustitución de soportes obsoletos y deteriorados en instalaciones de alumbrado público en la Isla de la Cartuja. Se trata de una primera fase de actuación, que afectará a un total de setenta puntos de luz localizados en las Avenidas Américo Vespucio, Camino de los Descubrimientos y Juan Bautista, claramente obsoletos y deteriorados, de tal modo que no permiten ofrecer hoy día las debidas garantías de seguridad, eléctricas y mecánicas. En consecuencia, dichas unidades van a ser sustituidas por nuevas.

A pesar de las malas condiciones de estos puntos de luz, instalados con motivo de la celebración de la Exposición Universal de 1992 y, por tanto, con sus periodos razonables de vida ya agotados, su renovación no había sido afrontada hasta este momento por razones de economía municipal, lo que derivaba en costosas y complejas labores de conservación que, a pesar de ello, no permitían mantener las condiciones de seguridad exigibles frente a fenómenos meteorológicos adversos o actos vandálicos. Su sustitución permitirá acabar con esta situación y garantizar plenamente estas exigencias. La renovación de estos soportes de alumbrado público en tres de las principales avenidas de la Isla de la Cartuja, va a suponer una inversión total de 113.127 euros.

Estudios patológicos en los edificios del Parque Alcosa

Finalmente, el máximo órgano de gobierno de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla ha aprobado también la licitación del estudio de las patologías de los edificios de Parque Alcosa, cumpliendo así con el compromiso contraído por el gobierno de la ciudad con los vecinos y las vecinas de este barrio, incluido además en los acuerdos presupuestarios.

Acciones de Documento