El Ayuntamiento inaugura la Plaza Oliver de Triana como homenaje a quien fuera uno de los cantaores más reconocidos del barrio de Triana

La plaza se encuentra delimitada por las calles Clara de Jesús Montero, Procurador y Marcos Hiráldez de Acosta y se sitúa, además, frente al Hotel Triana, donde este cantaor vivió durante parte de su vida . Manuel Oliver Dorado está considerado como uno de los cantaores más importantes que han surgido en Triana, supo recrear los estilos autóctonos del barrio que lo vio nacer y donde falleció en 1989 a la edad de 83 años

(31/10/2017) El Ayuntamiento de Sevilla ha inaugurado hoy la nueva Plaza Oliver de Triana, un homenaje a Manuel Oliver Dorado, uno de los cantaores de flamenco más reconocidos del barrio de Triana.

La delegada del Distrito Triana, Carmen Castreño, ha inaugurado hoy, junto a representantes de entidades y grupos políticos que conforman la Junta Municipal del Distrito, la nueva denominación de la plaza, una zona que dispone de jardines y de un parque infantil que se encuentra delimitada por las calles Clara de Jesús Montero, Procurador y Marcos Hiráldez de Acosta.

La plaza, que hasta ahora carecía de nombre, se sitúa además frente al Hotel Triana, donde Manuel Oliver vivió durante parte de su vida y donde figura una placa que está colocada en su honor y la que se recuerda su vinculación a este señero lugar del barrio de Triana.

Así, la delegada ha destacado que con esta propuesta de denominación, posteriormente aprobada por unanimidad por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla,  “la Junta Municipal del Distrito Triana ha querido rendir un sincero homenaje a esta figura tan importante del flamenco para que nunca olvidemos lo que significó este cantaor del siglo XX, uno de los grandes intérpretes de las soleares de Triana”.

“Es un gran noticia que Triana cuente a partir de ahora con esta plaza para recordar a Manuel Oliver, un cantaor cuya vida artística y personal siempre estuvo ligada a este barrio”, ha celebrado Castreño.

Manuel Oliver Dorado está considerado como uno de los cantaores más importantes que han surgido en el barrio de Triana. Conocido con el nombre artístico de Oliver de Triana, nació y murió en este barrio sevillano (1906-1989).

Vivió durante años en el Hotel Triana y fue ladrillero de oficio. Este cantaor supo recrear los estilos autóctonos del barrio que lo vio nacer y aunque no grabara ningún disco, sí dejó constancia de los estilos alfareros y del Zurraque como es el caso de la soleá de Triana, palo del que fue un gran especialista.

Acciones de Documento