El Pleno aprueba de forma inicial las Ordenanzas Fiscales para 2018 que congelan los principales impuestos y tasas, rebajan el IBI e incrementan la entrada del Real Alcázar a los turistas para financiar inversiones en el patrimonio municipal

El IBI baja un 3 por ciento para todos los hogares, el sello del coche sube sólo para los más contaminantes y la entrada del Real Alcázar se incrementa 2 euros para visitantes de fuera de Sevilla “Por tercer año consecutivo, la ciudad tiene unas ordenanzas que no incrementan la presión fiscal a las familias y garantizan la prestación de los servicios públicos”, señala el alcalde, Juan Espadas “Se han introducido más criterios de progresividad donde legalmente ha sido posible, como en el IBI para las viviendas del parque público de la ciudad”, agrega Espadas

(31/10/2017) El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado hoy inicialmente el proyecto para la modificación de las Ordenanzas Fiscales para el año 2018, después de incorporar recomendaciones del Consejo Económico y Social y enmiendas de todos los grupos políticos municipales.

Con carácter general, se congelarán los principales impuestos y tasas sin aplicarles siquiera la actualización del Índice de Precios de Consumo (IPC) y sólo habrá cambios “pequeños y razonables cambios” en algunos de los tributos y tasas que corresponden a los sevillanos y las sevillanas, para los que, asimismo, se reducirá en un 3 por ciento el recibo del IBI, ha detallado el delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo.

De las diez modificaciones en ordenanzas sometidas a votación –el resto se deja igual que en 2017–, nueve han recibido su visto bueno por parte del Pleno.

“Por tercer año consecutivo, la ciudad tiene unas ordenanzas que no incrementan la presión fiscal sobre las familias y garantizan la prestación de los servicios públicos a todos los sevillanos.

En materia de fiscalidad, asimismo, se han introducido más criterios de progresividad donde legalmente ha sido posible, como en el IBI para las familias del parque público de viviendas”, según ha dicho el alcalde, Juan Espadas, quien ha agradecido la aportación de los grupos políticos.

En concreto, el Pleno, reunido con carácter extraordinario, ha aprobado rebajar el 3 por ciento el IBI para todos los hogares de la ciudad, conforme al acuerdo alcanzado entre el equipo de gobierno y el grupo de Ciudadanos. El coeficiente del Impuesto de Bienes Inmuebles se situará así en el más bajo de su historia reciente, un 0,7114. Y a esta reducción fiscal, además, se sumará la bonificación del 95 por ciento en los recibos del IBI que abonan los inquilinos del parque público de viviendas de Sevilla (Emvisesa y AVRA).

En el sello del coche, y tras aplicar enmiendas de Participa e IU, tan sólo se aplicará la actualización para los coches superiores a los 16 caballos fiscales y motos de más de 500.c.c., es decir, aquellos con mayores índices de contaminación atmosférica. Para vehículos de más de 25 años, asimismo, la bonificación se reduce del 100 a 75 por ciento, ha relatado Joaquín Castillo.

La tasa por las instalaciones de las casetas de Feria de Abril se actualizará para así tener en cuenta el coste real que suponen para el Ayuntamiento, excepto para las de uso público, donde se congelará, tras aprobarse la enmienda en este sentido que presentó IU.

Por su parte, Tussam, empresa pública de transportes urbanos de Sevilla, incorpora en 2018 nuevas facilidades para que las personas desempleadas que hayan tenido un trabajo temporal breve los últimos meses puedan acceder al llamado Bonobús Solidario.

En cuanto al precio de las entradas del Real Alcázar, seguirán siendo gratuitas para los sevillanos y sevillanas, así como para desempleados de la provincia de Sevilla. Y para los visitantes de fuera de la ciudad, subirán 2 euros, y aumentarán los precios por los alquileres y las reservas para la realización de eventos en este monumento.

Los ingresos adicionales que se obtengan en 2018, estimados en más de 2 millones de euros, se destinarán a inversiones en el patrimonio municipal.

Juan Espadas ha concluido su intervención ante el Pleno lamentando una vez más el “injusto modelo” de financiación local del Estado y la necesidad de que someterlo a revisión para obtener ingresos adicionales que garanticen la correcta prestación de los servicios públicos y con calidad a los ciudadanos.

        

Acciones de Documento