(01/08/2017) Emasesa finaliza este verano la instalación de nuevas fuentes en el Casco Antiguo con un plan de ampliación al que se sumará el resto de la ciudad a finales de año duplicando la red actual

Con el plan específico que se está llevando a cabo, el Distrito Casco Antiguo pasará de las 17 fuentes de agua potable con las que cuenta actualmente a 34 en total utilizando dos modelos: uno de estilo fernandino para las zonas que gozan de protección patrimonial y otro clásico funcional adaptado a personas con movilidad reducida para el resto del centro. El plan de ampliación de la red de fuentes de agua potable se extenderá a finales de año al resto de la ciudad con la instalación del modelo elegido por votación a través de la plataforma de participación ciudadana Decide Sevilla de entre los cuatro finalistas del concurso organizado por Emasesa en colaboración con la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

La Empresa Metropolitana de Aguas, Emasesa, finaliza este verano la instalación de nuevas fuentes de agua potable en el Casco Antiguo dentro del plan de ampliación para duplicar la red actual que se está llevando a cabo y que se extenderá al resto de la ciudad a finales de año.

El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha presentado hoy, junto a la nueva fuente instalada en la zona de la Campana que ya está en servicio, los detalles de este plan de ampliación de la red que tiene en el centro histórico un carácter especial. Así, Cabrera ha recordado que “Sevilla apenas cuenta con 65 fuentes, lo que supone una por cada 10.000 habitantes, una cantidad a todas luces insuficiente para una ciudad que registra altas temperaturas durante buena parte del año”, por lo que ha señalado que para el gobierno municipal y para Emasesa “es una prioridad poner al servicio de los ciudadanos un mayor número de fuentes de agua potable”.

Tal y como ha detallado el delegado, una vez que finalice este verano la instalación de las nuevas unidades, el Distrito Casco Antiguo pasará a disponer de un total de 34 fuentes frente a las 17 con las que cuenta actualmente. Para ello, Emasesa está utilizando dos tipos de modelos de fuentes: uno de estilo fernandino que se utiliza en aquellos lugares que gozan de protección y que deben contar con un informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio y otro clásico funcional adaptado a personas con movilidad reducida que se están instalando en los puntos en los que es necesario un informe de la Comisión Local de Patrimonio.

DEMANDAS CIUDADANAS

Las ubicaciones de las nuevas fuentes se están seleccionando  bajo la coordinación de Emasesa y del Distrito Casco Antiguo atendiendo a las demandas ciudadanas y teniendo en cuenta las características del entorno y los criterios técnicos.  Algunas de ellas están ya en servicio o en fase de ejecución, como las ubicadas en la Plaza del Triunfo, junto a la Puerta del León del Real Alcázar, la Avenida de la Constitución, la Campana o la Plaza de Jesús de la Pasión. El resto se irán instalando durante el verano en la Plaza de José Luis Vila, Plaza de la Encarnación, Plaza de la Magdalena, Plaza de San Juan de la Palma, Santa Lucía, en la calle Radio Sevilla, en la Plaza de San Leandro, en la Plaza del Museo, en el entorno de la Plaza de Toros y de la Estación de Autobuses de Plaza de Armas, en la Plaza de San Marcos, San Julián y en la calle Torneo.

La ampliación de la red de fuentes de agua potable se llevará a cabo a final de año en el resto de la ciudad y una vez que finalice se habrá duplicado el número de fuentes que existen actualmente en Sevilla. Para los otros diez distritos, Emasesa utilizará el modelo ‘Brotes’, elegido por mayoría a través de la plataforma de participación ciudadana Decide Sevilla y que fue uno de los cuatro finalistas del concurso organizado por la empresa metropolitana de aguas en el que pudieron participar estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

 

Acciones de Documento