La Inspección de Trabajo levanta la suspensión y permite a Tussam recuperar las paradas las líneas 31 y 32 de tres calles del Polígono Sur

El Ayuntamiento, a través de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha defendido en todo momento el dispositivo puesto en marcha por la Policía Local y que, en cualquier caso, se debe garantizar el servicio público a la población del Polígono Sur Las líneas de Tussam recuperarán sus recorridos a partir de mañana, primer día de servicio tras el levantamiento de la supresión por parte de la Inspección de Trabajo

(5/12/2017) La Inspección de Trabajo, tras una reunión celebrada en el día de hoy con representantes del Ayuntamiento de Sevilla, ha levantado la restricción impuesta a la empresa de transportes Tussam y ha autorizado la recuperación de las paradas de las líneas 31 y 32 suprimidas durante los últimos días.

Esta decisión se produce después de que el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, que dirige Juan Carlos Cabrera, haya defendido en todo momento que se debe garantizar la prestación del servicio público a la población del Polígono Sur y haya explicado el dispositivo de seguridad y vigilancia puesto en marcha por la Policía Local, así como las peticiones de refuerzo por parte de la Policía Nacional trasladadas a la Subdelegación del Gobierno.

De esta forma, la empresa pública de transportes urbanos Tussam recupera desde mañana paradas de la línea 31 de las calles Luis Ortiz Muñoz y Padre José Sebastián Bandarán y las radicadas en Madre de Cristo y Padre José Sebastián Bandarán de la línea 32, una vez levantada la suspensión impuesta por la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno central debido a los casos de apedreamientos registrados sobre autobuses.

Después de esta decisión, tanto desde la oficina de la Comisionada del Polígono Sur como desde el propio Ayuntamiento se ha trabajado para recuperar el servicio con normalidad y garantizar por tanto la movilidad a un vecindario de 40.000 personas manteniendo y reforzando las medidas de seguridad tanto de usuarios como de trabajadores en coordinación con la Policía Nacional que tiene las competencias en materia de seguridad.

Desde principios del mes de octubre pasado se acordaron medidas de refuerzo de la seguridad. Esta situación ya había sido trasladada al Grupo Operativo de Seguridad de Polígono Sur, en el que participan las policías Nacional, Local y Unidad Adscrita, y que había diseñado una serie de medidas coordinadas encaminadas a garantizar la seguridad de conductores y usuarios.

Se habían consensuado, asimismo, estrategias conjuntas para mejorar la eficacia de las investigaciones sobre incidentes que se produzcan y la localización de sus autores, en aras de la completa normalización del servicio de autobuses. De hecho, fruto de estas medidas se produjo la identificación de varios menores que estaban lanzando piedras sobre un autobús.

Acciones de Documento