La Inspección de Trabajo ordena a Tussam suprimir paradas de las líneas 31 y 32 de tres calles del Polígono Sur

La prohibición perdurará mientras se implementan nuevas medidas de seguridad para conductores y usuarios. Comisionada, sindicatos, policía y Tussam acordaron ya medidas de refuerzo de la seguridad para mantener los itinerarios.

La empresa pública de transportes urbanos Tussam suprime las paradas de la línea 31 de las calles Luis Ortiz Muñoz y Padre José Sebastián Bandarán y las radicadas en Madre de Cristo y Padre José Sebastián Bandarán de la línea 32 en cumplimiento de la prohibición expresa que traslada la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para que no circulen autobuses de su flota por estas tres calles del Polígono Sur, donde se han registrado varios apedreamientos. Esta supresión se ejecutará con carácter inmediato aunque de manera provisional, hasta que se arbitren más medidas de seguridad en favor de conductores y usuarios que permitan la recuperación de los itinerarios habituales y, así, seguir prestando el servicio a esta zona de la capital.

La Inspección de Trabajo recoge en un informe entregado a Tussam la prohibición con carácter inmediato para que los autobuses circulen por tales calles, algo que se ha hecho efectivo hoy a las 14.30 horas de hoy. Asimismo, refleja que la prohibición de la actividad laboral de los trabajadores de Tussam en esa zona se llevará a efecto hasta que quede garantizada la implantación de medidas preventivas efectivas frente al riesgo de golpes o impactos por apedreamiento. De esta manera, quedan suprimidas las paradas de su línea 31 en Luis Ortiz Muñoz y en Padre José Sebastián Bandarán, y la correspondiente a la línea 32 en calle Madre de Cristo y Padre José Sebastián Bandarán.

La comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González, la dirección de la empresa pública Tussam, representantes de sus trabajadores y las policías Local y Autonómica acordaron una estrategia de trabajo para poder mantener sin desvíos el recorrido de las líneas de Tussam (31 y 32) que atraviesan el Polígono Sur y así garantizar la movilidad de un vecindario de unas 40.000 personas, manteniendo y reforzando las medidas de seguridad tanto de usuarios como de trabajadores en coordinación con la Policía Nacional que tiene las competencias en materia de seguridad.

A principios de octubre pasado se acordaron medidas de refuerzo de la seguridad. Esta situación ya había sido trasladada al Grupo Operativo de Seguridad de Polígono Sur, en el que participan las policías Nacional, Local y Autonómica, y que había diseñado una serie de medidas coordinadas encaminadas a garantizar la seguridad de conductores y usuarios. Se habían consensuado, asimismo, estrategias conjuntas para mejorar la eficacia de las investigaciones sobre incidentes que se produzcan y la localización de sus autores, en aras de la completa normalización del servicio de autobuses.

Acciones de Documento