La Policía Local pone bajo custodia del padre a un menor identificado mientras arrojaba piedras contra un autobús de Tussam que realiza su recorrido por el Polígono Sur

Esa intervención se enmarca en el dispositivo policial para garantizar la seguridad de conductores y pasajeros y normalizar el recorrido de Tussam y en los compromisos con la Comisionada del Polígono Sur.

(19/11/20179 La Policía Local de Sevilla ha dejado hoy bajo custodia de su padre a un menor de 12 años (por tanto, inimputable) que había sido identificado mientras arrojaba piedras contra un autobús de una de las líneas de la empresa pública de transportes Tussam hacia el Polígono Sur, y remitirá el preceptivo informe a la Fiscalía de Menores sobre este suceso. Tal intervención se ha realizado en el marco del dispositivo especial que la Policía Local ha establecido para garantizar la seguridad de los conductores de Tussam y los pasajeros, y tras del compromiso asumido por la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores con la Oficina de la Comisionada para el Polígono Sur.

La comisionada, María del Mar González, la dirección de Tussam, los sindicatos con representación en la empresa pública (ASC, SITT, CC.OO. y CGT) y las policías Local y Autonómica acordaron una estrategia de trabajo conjunta para poder mantener sin desvíos el recorrido de las líneas de Tussam (30, 31 y 32) que atraviesan el Polígono Sur y así garantizar la movilidad de un vecindario de 40.000 personas, manteniendo y reforzando las medidas de seguridad tanto de usuarios como de trabajadores.

En tal contexto, en el día de hoy la Policía Local ha logrado identificar a un menor que estaba arrojando piedras contra un autobús, y después de localizar a su padre, ha quedado bajo la custodia de este. Los hechos se produjeron en torno a las 20:00 horas cuando el bus realizaba su recorrido por el interior del Polígono Sur y agentes de la Policía Local patrullaban la zona en un vehículo camuflado. Esto forma parte del operativo especial desplazado al Polígono Sur. Los policías observaron un grupo de unos cinco menores, que se disponían a apedrear las ventanillas del vehículo de servicio público.

A principios de octubre pasado se acordaron medidas de refuerzo de la seguridad a petición de la comisionada, después de varios incidentes similares. Esta situación ya había sido trasladada al Grupo Operativo de Seguridad de Polígono Sur, en el que participan las policías Nacional, Local y Autonómica, y que había diseñado una serie de medidas coordinadas encaminadas a garantizar la seguridad de conductores y usuarios. Se habían consensuado, asimismo, estrategias conjuntas para mejorar la eficacia de las investigaciones sobre incidentes que se produzcan y la localización de sus autores, en aras de la completa normalización del servicio de autobuses.

Los dispositivos policiales comienzan a dar resultados, aunque las partes acordaron también la necesidad de acometer medidas de prevención en el ámbito educativo, y mantener contactos periódicos para así evaluar la efectividad en la ejecución de los compromisos adquiridos y ajustarlos si fuera necesario.

 

 

 

Acciones de Documento