El Pleno del Ayuntamiento aprueba por unanimidad la propuesta del equipo de gobierno de bonificar el 95% del IBI a las 3.414 familias inquilinas de AVRA en Sevilla, con un ahorro medio de 220 euros al año

Se pasará de 695.417 euros a 34.770 euros por IBI en el conjunto del IBI que soportan las viviendas de la agencia de vivienda pública de la Junta de Andalucía Los inquilinos de Emvisesa ya disfrutan desde 2016 de ese beneficio fiscal, de forma que todo el parque de viviendas públicas de Sevilla queda con la bonificación del 95% del IBI “Somos un ejemplo a imitar para el resto de ciudades en cuanto al IBI aplicado a las viviendas sociales”, ha señalado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas

(27/10/2017) El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado hoy por unanimidad la propuesta del equipo de gobierno para aplicar la bonificación del 95% en los recibos del IBI de 3.414 familias que residen en viviendas sociales de la Agencia AVRA de la Junta de Andalucía. Se trata de 6.828 recibos cada año –uno por semestre– que hasta ahora pagaban 695.417,34 euros en concepto del Impuesto de Bienes Inmuebles, y tras la bonificación de 660.646,47 euros, pasarán a abonar 34.770,87 euros.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha agradecido el apoyo de todos los grupos a esa propuesta que se suma –ha recordado– se suma a la bonificación de igual calado de la que se benefician los inquilinos de la empresa pública municipal Emvisesa desde el año 2016, de manera que todo el parque público de vivienda en la ciudad queda con tal bonificación. “Somos un ejemplo a imitar para el resto de ayuntamientos en cuanto al IBI aplicado a las viviendas sociales”, ha explicado. El ahorro medio para el inquilino será de unos 220 euros anuales, contribuyendo así a la adecuación de los alquileres con carácter social planteada por el gobierno de la ciudad desde el inicio del mandato.

La bonificación, sin precedentes en el Ayuntamiento, es una propuesta del gobierno ratificada además por el Pleno extraordinario de vivienda del mes de noviembre de 2015 y recogida en las distintas propuestas de ordenanzas fiscales. Así, se establece una declaración de interés social que permite bonificar en un 95 por ciento el IBI de esas viviendas, reduciendo así el coste del alquiler para los inquilinos.

La culminación de los dos expedientes (el de Emvisesa de 2016 y el actual de AVRA) tuvieron una enorme complejidad al tratarse de una fórmula sin precedentes y con un alcance de casi 6.000 viviendas en total entre estas dos empresas de vivienda (la municipal y la autonómica).

Acciones de Documento