Presentación

La ciudad de Sevilla posee un conjunto de parques, jardines y vías arboladas que constituyen un “patrimonio verde” de una gran importancia  por sus funciones ecológicas, paisajísticas y de uso público y también de orden urbanístico y territorial. Dicho patrimonio tiene como base unas envidiables condiciones naturales del emplazamiento de la ciudad, que posee agua dulce en abundancia tanto superficial como subterránea, suelos agrícolas de una gran fertilidad y un clima que permite una gran diversidad de especies vegetales. Pero también está en la base de dicho patrimonio su gran acervo cultural conformado por las múltiples aportaciones efectuadas por las distintas civilizaciones y pueblos que desde la más remota prehistoria hasta nuestros días se han ido asentando en ella, decantando una singular forma de ser y estar en el mundo, que se pone de manifiesto también a través de la jardinería. Los jardines del Alcázar, el Parque de María Luisa, los jardines y patios privados y los nuevos parques y espacios públicos son una buena muestra de ello.

Desde el punto de vista paisajístico, la vegetación es el componente que más influye en la percepción de los espacios referidos, junto con el patrimonio arqueológico, etnográfico o de cualquier otra naturaleza, así como el diseño de los elementos más funcionales tales como  la urbanización, el mobiliario urbano, o las edificaciones existentes en los mismos. Por ello, su fragilidad es muy alta y necesitan de cuidados continuos, en forma de mantenimiento, limpieza y reposición de los elementos vivos e inertes que los integran.

Como paisajes que son, nuestros parques, jardines y espacios públicos contribuyen también a representar y a forjar nuestra cultura e identidad y por tanto a nosotros mismos ante los demás. Por todo ello, la gestión del arbolado viario y la de los parques y jardines de titularidad municipal, los dependientes de otras administraciones públicas y también los privados, concierne a la totalidad de la ciudad y por tanto, debe hacerse contando con la debida participación de ciudadanos, de expertos y de las instituciones concernidas, todo lo cual conduce a considerar como marco de referencia más adecuado para dicha gestión el Convenio Europeo del Paisaje.

En el Ayuntamiento de Sevilla somos conscientes de la gran oportunidad que supone para la gestión de este patrimonio la existencia en nuestra ciudad de un movimiento ciudadano muy consolidado que lucha por el mejor estado de nuestros árboles, parques  y jardines, de centros universitarios especializados en distintas disciplinas relacionadas con esta materia, de un sector privado de primer nivel tanto de empresas de mantenimiento  como de estudios de consultoría y otras actividades del ámbito de la cultura, la comunicación, la educación y otros ámbitos. Movilizar toda esa “energía social” y “saber hacer” en beneficio de una mejor gestión de nuestros parques y jardines de nuestro paisaje es el motivo de la constitución del “Comité consultivo para la gestión del arbolado, las zonas verdes y el paisaje de Sevilla”, cuya composición inicial podrá ser ampliada a otras personas y entidades cuya presencia se considere conveniente.

Adolfo Fernández Palomares
Director General de Medio Ambiente, Parques y Jardines

 

Acciones de Documento