Jardines de Catalina de Ribera

Nombre: Jardines de Catalina de Ribera

Tipo: Jardín de Distrito

Distrito: Casco Antiguo

CP: 41001

Situación: calles Menéndez Pelayo y San Fernando

Acceso: líneas 1,5,21,C3 y C4

Superficie: 18250 m²

Descripción:

En octubre de 1862 concedió el Patrimonio Real al Ayuntamiento de la ciudad una gran parte de la denominada Huerta del Retiro que hasta ese momento se hallaba integrada en el recinto del Alcázar. Se pretendía con ello ensanchar la zona del Prado de San Sebastián  donde se establecía la  Feria. Se derribó el muro que la separaba del exterior, construyéndose uno nuevo con almenas que es el hoy visible a lo largo del Paseo y que lo separa de los Jardines del Alcázar.

Conocidos originariamente como Paseo del Pino, no será hasta 1898 cuando reciban su actual denominación, en honor de la fundadora del Hospital de las Cinco Llagas, ilustre dama descendiente del adelantado mayor de Andalucía Per Afán de Ribera, organizándose entonces unos jardines a modo de paseo con alineaciones de árboles. Se le conocía popularmente como Paseo de los Lutos, pues por su sencilla ornamentación y su situación a espaldas del Alcázar, retirada de los lugares que concentraban junto al río el animado paseo y la vida social al aire libre de entonces, dio lugar a que fuera frecuentado por las familias dolientes.

A partir de 1920 el espacio de los jardines comenzará a ordenarse tal y como hoy lo conocemos bajo la dirección del arquitecto Juan Talavera después de éste. Será entonces (1921) cuando se introduzcan sus elementos más emblemáticos: el monumento a Catalina de Ribera, adosado al muro almenado que lo separa de los Alcázares, de clara inspiración en la obra manierista del arquitecto milanés Vermondo Resta en los propios jardines del Alcázar, y el monumento a Colón que se eleva en el centro de los jardines hasta los 23 metros de altura erigido por suscripción popular. 

De marcada longitudinalidad los jardines se distribuyen en bandas paralelas con la fuente central como elemento de referencia sobre el que pasa la calle central, a la que son paralelas las dos externas. A estas largas avenidas longitudinales se van oponiendo vías transversales de menor entidad que van organizando glorietas de forma rítmica, sin que en ningún momento se pierda la perspectiva de las primeras. Escoltados por jacarandas, acacias y palmeras entramos en los jardines desde la calle San Fernando a través de una gran rotonda que ahora, una vez dotados los jardines de cerramiento, se encuentra rodeada de vistosas trepadoras.

Nos adentramos así en el eje central de los jardines en el que a un lado y a otro, y dispuestos en parterres rectangulares, encontramos, setos de bonetero (Euonymus japonicus), yucas (Yuca spp.), adelfas (Nerium oleander) y celindas (Philadelphus coronarius), y dirigiendo nuestra mirada hacia la muralla de los Alcázares encontramos plátanos (Platanus x hybrida)aligustres (Ligustrum japonicum), justicias (Justicia adhatoda) y acantos (Acanthus mollis). También en la muralla, apreciamos malvaviscos (Malvaviscus arboreus), pacíficos (Hibiscus rosa-sinensis), nandinas (Nandina domestica) de flores blancas y frutos rojos y  duranta (Duranta repens).

Volviendo sobre nuestros pasos a la calle central encontramos una palmera datilera (Phoenix dactylifera) decorada en su tronco por un rosal trepador, así como una bosea (Bosea amherstiana) con flores verdosas y frutos carmesí. Justo antes de llegar al monumento a Colón encontramos conjuntos de celestinas (Plumbago auriculata), naranjos, palmeras de la suerte (Trachycarpus fortunei) y un sauzgatillo  (Vitex  agnus-castus).

En torno al  monumento: árboles de Júpiter (Lagerstroemia indica), de hojas redondeadas y color verde claro, y uno de los pocos capaces de soportar el periodo de verano sevillano. Dejando atrás la fuente, en la que también encontramos cañas de Indias y setos de mirto, seguimos el recorrido hacia los jardines de Murillo (descritos en otro lugar) por la calle más cercana a los Alcázares. Aquí podemos encontrar fresnos, dombeyas (Dombeya x cayeuxii), acacias negras (Gleditsia triacanthos), jazmines, así como tuyas y robinias (Robinia  pseudoacacia).

Acciones de Documento