Jardines de Manuel Ferrand

Nombre: Jardines de Manuel Ferrand

Tipo: Jardín de Distrito

Distrito: Los Remedios

CP: 41011

Situación: entre calle Juan Sebastián Elcano, calle Virgen de Luján y Glorieta de las Cigarreras

Acceso: líneas 6, 41, C1 y C2

Superficie: 8452 m²

Descripción:

Deben su nombre al escritor y periodista  sevillano Manuel Ferrand  Bonilla, que vivió muy cerca y que dedicó sentidas páginas a los Jardines de Sevilla. Abarcan dos zonas separadas por una vía de tráfico rodado que comunica la Glorieta de Las Cigarreras con la calle Juan Sebastián Elcano, y permite el acceso al aparcamiento subterráneo terminado en 1997, fecha en la que los jardines reciben esta denominación. La ejecución del aparcamiento supuso la remodelación completa de los que ya existían aquí realizados a raíz de la construcción, en 1968, del hoy denominado Puente de Los Remedios.

Pueden distinguirse tres núcleos. Una primera zona, junto a la calle Virgen de Luján, con variada jardinería arbórea y arbustiva entre las que debe destacarse la alineación de Robinia pseudoacacia var. casque rouge, con floración roja que la distingue de la comúnmente utilizada en la ciudad de flor blanca. Los ejemplares –únicos en la ciudad- de Pinus eldarica, pinos de Arizona, el seto de Pitosporo  que forra la valla y las magníficas buganvillas que tapizan el transformador eléctrico allí existente. Junto a ellos: alcornoques, tipuanas, álamos blancos, etc. Esta zona dispone, además, de juegos infantiles que la hacen muy concurrida y que contribuye al diseño suelto y sencillo que el jardín presenta.

Una segunda zona situada lindando con la Fábrica de Tabacos en la que permanece gran parte de la vegetación ya existente antes de la ejecución del aparcamiento subterráneo, como la  poderosa cortina de grandes eucaliptos que sirve de fondo a este jardín, también de traza suelta, y  basado en grupos arbóreos y arbustivos en sencillas praderas delimitadas por sendas curvilíneas, ficus (Ficus rubiginosa),  guayabos del Brasil (Feijoa sellowiana), yucas, dragos, etc. constituyen , entre otros, la vegetación que lo puebla. En él se ha dispuesto también una zona para perros que, junto con los juegos infantiles, vienen siendo piezas casi obligadas en todos los jardines de estas características que últimamente se realizan en la ciudad, en particular en aquéllos a los que se les encomienda el ajardinamiento de la superficie una vez realizado el aparcamiento subterráneo, circunstancia ésta muy frecuente en los últimos años.

En este caso se ha optado por una solución ajardinada consistente  en un manto vegetal continuo sobre la totalidad del aparcamiento como en otros casos similares (Plaza de Don Otilio, en el mismo barrio de Los Remedios, o el situado en la Calle Monzón en el distrito Bellavista - La Palmera), frente a la otra opción consistente en situar la vegetación en contenedores aislados sobre una superficie predominantemente pavimentada, como en su día la pionera plaza de la Concordia o el ajardinamiento realizado en la calle Virgen de la Antigua también en los Remedios.

Queda, por último, la pequeña pero rica composición vegetal que abriga el monolito en recuerdo del Alférez Provisional, nombre con el que hasta hace poco era conocida la contigua Glorieta. Ciprés, olivo y agaves, entre otras plantas constituyen entre todos una acertada composición con suave equilibrio entre verticales y estratificaciones horizontales.

Aunque no forme parte estrictamente de estos Jardines, la hoy denominada Glorieta de las Cigarreras –por la vecina Fábrica de Tabacos- constituye una zona vegetal muy rica que los complementa: jacarandas, grupos variados de distintas palmáceas, álamos blancos, ciruelos japoneses, setos de pitosporo, un grandioso conjunto de tipuanas de las mayores de la ciudad, naranjos, justicias, etc., dan vida a un variado mundo vegetal bien compuesto que sirve de antesala para adentrarse en el complicado y denso trazado del populoso barrio de Los Remedios.

Acciones de Documento