Jardines del Valle

Nombre: Jardines del Valle

Tipo: Jardín de Distrito

Distrito: Casco Antiguo

CP: 41003

Situación: entre las calles María Auxiliadora y Sol

Acceso: líneas 1, 10, 11, 12, 15, 16, C1, C2, C3 y C4

Superficie: 10554 m²

Descripción:

El Jardín del Valle data de principios del S.XV cuando en el solar en el que hoy se encuentra se funda el Convento del Valle, nombre derivado del lugar donde este se emplazaba. Así fue hasta 1866 cuando fue adquirido por la marquesa de Villanueva para establecer el Colegio de Religiosas del Sagrado Corazón. Es precisamente el jardín de este colegio lo que, una vez desaparecido éste, llega hasta nuestros días.

Podríamos distinguir dos zonas fundamentales en el conjunto del jardín. Por una parte una zona de gran amplitud cubierta de vegetación y por la otra una plaza a la que se accede nada más entrar y que proporciona la estancia de sol. Entre estas dos zonas podemos encontrar hasta medio centenar de especies vegetales diferentes.

Un recorrido por este jardín nos llevaría desde la entrada que da acceso a la ya citada plaza soleada, donde se disponen varios bancos de madera, hacia unos estupendos conjuntos de acacias blancas, desde los cuales comienzan a vislumbrarse la gran cantidad de especies diferentes que pueblan el jardín. Así, podremos encontrar ciruelos, celestinas, damas de noche, adelfas, jacarandas, robinias, naranjos, limoneros, palmeras, etc.

Ya en el centro del jardín es donde encontramos algunas de las especies más curiosas del conjunto: la primera que llama la atención por su fuerte colorido es el brachichito rojo (Brachychiton Acerifolium) de hojas lobuladas y pequeñas flores rojas. De gran valor ornamental son los conjuntos de flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) originarios de Méjico que en los meses de Diciembre y Enero adquieren un llamativo color rojo. Cerca de uno de estos conjuntos de flor de Pascua podemos encontrar el único grupo de malvavisco (Mlalvaviscus arboreus var. Mexicanus) , arbusto de hojas aterciopeladas que sirve en algunos países para hacer infusiones. En la esquina opuesta a la entrada del jardín encontramos un conjunto de espino de fuego ( Pyracantha coccinea)  un arbusto espinoso que al florecer se cubre de numerosos y llamativos frutos rojos.

Volviendo hacia la entrada y bordeando el limite del jardín con la calle María Auxiliadora, encontramos un magnífico ejemplar de eucalipto rojo (Eucalyptus camadulensis), árbol procedente de Australia que en su país de origen puede llegar a alcanzar los 60 metros de altura de hojas anchas y suaves y flores blancas  muy pobladas. Cerrando el recorrido del jardín, se dispone un grupo de higueras (Ficus Carica) tanto en su forma arbórea como arbustiva. La higuera, de gran extensión en el ámbito de la comunidad andaluza, soporta los climas más dispares y es muy apreciada por su fruto, el higo.

Todas estas especies y muchas más se van disponiendo de manera alternada en un conjunto diseñado según una calle central y varias adyacentes que ordenan a través de varias manzanas el jardín. Cerrando éste encontramos parte de la antigua muralla de la ciudad que se ha conservado sirviendo como cerramiento para el jardín.

Tanto la muralla como el acogedor carácter del jardín constituyen un pequeño remanso de paz en una zona colmatada de edificación y rodeada de intenso tráfico rodado.

Acciones de Documento