Parque José Celestino Mutis

Nombre: Parque José Celestino Mutis

Tipo: Parque urbano

Distrito: Sur

CP: 41013

Situación: entre las calles Poeta Manuel Benítez Carrasco y Párroco A. González Abato

Acceso: líneas 2, 31 y 32

Superficie: 45000 m²

Descripción:

De una variedad botánica extraordinaria que abarca casi 150 especies diferentes, el Parque Celestino Mutis fue inaugurado en 1997. Originariamente, el terreno sobre el que se asienta era parte del cauce del Tamarguillo y un estercolero, que gracias a la iniciativa vecinal, sería transformado en uno de los conjuntos botánicos más completos y bellos de la ciudad.

Organizado según una doble planta triangular, el parque se dispone sobre la base de parterres abiertos, sin setos, con paseos y áreas enlosadas o de albero. Hacia el exterior, el parque se rodea con un cerramiento de escasa resistencia elaborado a partir de vegetación pantalla, intentando crear un ambiente diferente al de las avenidas que lo rodean, cuajadas de tráfico rodado. Cabe destacar el carácter didáctico del conjunto, ya que su diseño intenta mostrar al parque como un conjunto temático en el que se quiere representar la flora de los ambientes bioclimáticos tropical, subtropical, mediterráneo y continental, procediendo muchas de las excelentes especies que aquí se pueden observar de las traídas a la ciudad con motivo de la Exposición Universal de 1992.

Con el marco que aportan un falso pimentero, los paraísos y las lantanas, nos adentramos en el parque por la esquina entre Poeta Manuel Benítez y Párroco A. González. Desde la entrada, accedemos a un paseo poblado por jaboneros de la China (Koelreuteria paniculata) y tipuanas (Tipuanas tipu), rodeados de dos parterres que muestran el exotismo propio de los ambientes tropicales. En estos parterres podemos encontrar una cica asiática (Cyca circinalis), un sabal (Sabal umbraculifera) palmera que puede alcanzar hasta los 25 metros de altura, la oreja de león (Leonotis leonorus) de floración naranja espectacular, una vigandia (Wigandia caracasana) con flores de color azul violeta, un ejemplar de flor del paraíso (Alpinia zerumbet) con sus llamativas flores blancas por fuera y amarillas/rojas por dentro o una palmera enana (Phoenix roebelenii),  entre otras muchas.

Siguiendo por el paseo encontramos a nuestra izquierda el mayor parterre del parque, el dedicado al ambiente mediterráneo. En este parterre podemos encontrar desde especies autóctonas de las áreas mediterráneas como la encina, el alcornoque, el algarrobo o el lentisco hasta especies foráneas como el jambolero (Sizygium cumini) de origen asiático. El paseo desemboca en un área cubierta por pérgolas pobladas de buganvilla y madreselva y rodeadas  de varios parterres en los que podemos encontrar estoraques, acacias de bolas, cocos plumosos (Syagrus romanzoffiana), ombúes y plumeros.

Desde las pérgolas pasamos hacia una zona despejada que, a modo de rotonda, alberga el monumento a José Celestino Mutis. En esta zona, y acompañados siempre por la presencia de la melia o paraíso, encontramos los conjuntos destinados a albergar las especies procedentes de América. Así, podemos encontrar gran cantidad de especies diferentes entre las que cabe destacar un heliotropo, con sus flores de color azul, una mahonia carrascosa (Mahonia aquifolia), un palo verde y un ciprés de México (Taxodium mucronatum).

prolífico científico y botánico gaditano que descubrió las facultades medicinales de la quina: José Celestino Mutis.

Si nos dirigimos ahora hacia la puerta de salida a la calle Alfonso Lasso, nos encontramos plátanos, un “pica pica” (Lagunaria patersonii), un malvavisco o una verónica (Hebe traversii) originaria de Nueva Zelanda. Dirigiendo nuestra mirada hacia la entrada que habíamos tomado, observamos tres parterres dedicados a las plantas americanas. En el primero de ellos, podemos encontrar, entre otras, una catalpa. Los siguientes albergan un ceibo, un ave del paraíso, una yuca, un palo borracho, un abutilón y lágrimas de amor (Russelia equisetiformis) árbol de pequeño porte y origen brasileño.

El recorrido termina en dos partegamos así al inicio del parque, guiados por un brachichito de flor roja, un aromo blanco y un palo borracho.

Exponiendo especies vegetales que difícilmente podríamos encontrar en otros parques de la ciudad, el Parque Celestino Mutis se ha convertido en uno de los conjuntos botánicos más importantes de  Sevilla, digno homenaje a la figura, casi desconocida, del prolífico científico y botánico gaditano que descubrió las facultades medicinales de la quina: José Celestino Mutis.

Acciones de Documento