Glorieta de Luis Montoto

Nombre: Glorieta de Luis Montoto

Distrito: Sur

CP: 41013

Situación: entre Avda. de Portugal, Avda. de la Borbolla, Avda. de Eritaña, Paseo de las Delicias y Avda. de María Luisa.

Acceso: líneas 1, 6, 30, 31, 33, 34, 37, C1 y C2

Descripción:

En un bonito rincón del parque, adornado por un magnolio, almeces, cipreses y un árbol de fuego, está la glorieta dedicada al literato Luis Montoto y Raustentrauch. La idea de su construcción la tuvieron los dramaturgos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, como la dedicada a Bécquer. Abierta al público el primer día de marzo de 1959, la proyectó el arquitecto Luis Gómez Estern. Su principal adorno es un estanque con una figura femenina, de factura muy simple, presidido por un muro cerámico calado que sirve de fondo,  del cual mana una fuente. Estas dos obras se deben al escultor Emilio García Ortíz.

Luis Montoto y Raustenstrauch (1851-1929) era hijo del historiador José María Montoto y López-Vigil. Estudió en Sevilla. A los quince años se fue a Madrid para estudiar la carrera de ingeniero, y en la universidad hispalense se licenció en Derecho. Desde muy joven escribió en los periódicos sevillanos y se dedicó también al cultivo de las letras. «Prosista hábil, experto del habla familiar, ya como novelista, su humorismo en la narración recuerda, en ocasiones, a Dickens; su energía y concisión en la frase, a Maupassant, y su gracia al autor de Tartarin».

Con diecinueve años y en colaboración con el poeta Cano y Cueto estrenó la comedia titulada La transformación de las almas, y también para la escena después de ese su primer éxito, Crónica de la capital, Torrigiano, Apuesta de amor y El último día. En 1895, por su Canto a Sevilla obtuvo la flor natural en los primeros Juegos Florales celebrados en Sevilla.

De sus obras en verso se citan Melancolía, Pequeños poemas, Historia de muchos Juanes, Granos de arena, El libro de los recuerdos, Mercedes, El regreso, La Sevillana-sevillana, Flores del campo, Noche de luna, y la colección de sonetos Desde el cortijo, publicado con el seudónimo «Lorenzo de Miranda». Entre sus novelas se cuentan Los cuatro chavos, El duro del vecino y La capa del estudiante, y entre sus cuentos Fuegos fatuos. Luis Montoto también desempeñó el cargo de notario eclesiástico y concejal del Ayuntamiento de Sevilla y cronista oficial de su ciudad desde 1914. En su ancianidad fue secretario perpetuo de la Real Academia de Buenas Letras de Sevilla.

La vegetación que acompaña a esta glorieta está formada principalmente por nandina (Nandina domestica), un arbusto procedente  de China, India y Japón, que cuando llega la  primavera y el verano se cubre de racimos de flores blancas.

Además, vemos Acokanthera oblongifolia,  arbusto de procedencia sudafricana que también en primavera se puebla de flores rosas o blancas; un bonito grupo de cañas de indias (Canna indica), herbácea con llamativas flores que conserva durante casi todo el año; pitosporo (Pittosporum tobira) y cipreses (Cupressus sempervirens).

Fue restaurada en su totalidad con un nuevo diseño de la figura femenina y del muro cerámico según proyecto del arquitecto D. Francisco González de Canales.

Acciones de Documento