Glorieta de los Hermanos Álvarez Quintero

Nombre: Glorieta de los Hermanos Álvarez Quintero

Distrito: Sur

CP: 41013

Situación: entre Avda. de Portugal, Avda. de la Borbolla, Avda. de Eritaña, Paseo de las Delicias y Avda. de María Luisa.

Acceso: líneas 1, 6, 30, 31, 33, 34, 37, C1 y C2

 

Descripción:

Al final de la avenida de Hernán Cortés se encuentra la Glorieta de los Hermanos Álvarez Quintero. Proyectada por el arquitecto Aníbal González, fue inaugurada en 1927 haciendo realidad una propuesta formulada al Ayuntamiento de Sevilla por el pintor Santiago Martínez y que fue aceptada por el Comité de la Exposición Iberoamericana en 1925.

Rodeada de eucaliptos, árboles del amor, dos palmeras y buganvillas, esta glorieta es una de las más espaciosas del Parque de María Luisa. La mayor parte de su superficie es rectangular, con un estanque central y dos largos bancos situados en sus lados mayores, en cuyos respaldos y en azulejos se incluyen los retratos de ambos dramaturgos, acompañados de muchos títulos de sus obras.

Después de este primer espacio rectangular y de dos pasos abiertos, uno a cada lado, la glorieta se cierra en semicírculo, con una grada de dos peldaños y otros bancos como los anteriores adornados con más títulos de sus obras, en este caso recorridos en su borde superior con una dedicatoria.

Entre estos dos últimos bancos, en un cuerpo central, cubierto por un frontón y enmarcado entre dos medias columnas platerescas, encima de una fuente de cerámica con adornos en relieve, se muestra el ex-libris de dichos autores, acompañado con la leyenda "Un solo aliento impulsa las dos velas". Completan la composición dos figuras de amorcillos sobre volutas colocadas en alto y dos bajorrelieves también con amorcillos incorporados a las paredes de ladrillo agramilado del mismo cuerpo y que tiene también unos anaqueles para libros.

De la pila y de los amorcillos se ocupó el escultor sevillano Adolfo López Rodríguez (1862-1943), y toda la azulejería y el vidriado de la fuente los hizo el ceramista Manuel García Montalbán.

Los Hermanos Álvarez-Quintero nacieron en Utrera, Serafín el 26 de marzo de 1871 y Joaquín el 20 de enero de 1873. En Sevilla estrenaron numerosas obras entre las que se encuentran Esgrima y Amor o Belén 12 principal. Trasladados a Madrid, juntos escribieron entre dramas, comedias, sainetes, zarzuelas, pasos de comedia, entremeses, etc., hasta 210 títulos.

Algunas obras escritas por los dos son Marianela, adaptación para la escena de la novela del mismo título de Pérez Galdós; La reja, La buena sombra, La vida íntima, El patio, Los galeotes, La zagala, El amor que pasa, La musa loca, Malvaloca, etc. Tal como hicieron con La rima eterna, cuyos beneficios sirvieron para costear el monumento a Bécquer, en Sevilla, para contribuir a la suscripción del monumento que se dedicó en Madrid a Juan Valera, ofrecieron el producto de Pepita y Don Juan, y lo mismo con Los grandes hombres para otra suscripción pro monumento a Cervantes, también en Madrid.

Gran parte de su éxito se fundamentó en un depurado gusto y equilibrio intelectual que conquistaba a los públicos, mostrando la visión de la  Andalucía de su tiempo.

Junto a la Glorieta, están presentes árboles del amor (Cercis siliquastrum), pitosporo (Pittosporum Tobira) , acacias y aligustres (Ligustrum japonicum). Un poco más allá furcreas (Furcraea selloa) y, cerca del Monte Gurugú, dos árboles poco frecuentes y ambos procedentes de Norteamérica: el nogal americano y la nuez de América.

El nogal americano (Juglans nigra) se cultiva, tanto para uso ornamental, como para aprovechamiento maderero. Alto y caducifolio, tiene por fruto una nuez de cáscara muy dura que no es tan apreciada como la del nogal común (Juglans regia).

La  Pacana o nuez americana (Carya illinoensis) es conocida como  nuez de la isla o nuez encarcelada, siendo muy apreciados sus frutos. Hay bonitos ejemplares en el Parque Celestino Mutis y en los jardines del edificio central de la Universidad.

La última restauración total de la glorieta se realizó en el año 2002 según proyecto del arquitecto D. Francisco González de Canales.

Acciones de Documento