Avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco

Nombre: Avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco

Tipo: Paseo arbolado

Distrito: Sur

CP: 41013

Situación: entre Avda. de La Paz y Avda. Alfonso Lasso de la Vega

Acceso: líneas 2, 30, 31 y 32

Superficie: 49878 m²

Descripción:

Este gran paseo arbolado fue inaugurado en el mes de Octubre de 2000 y dedicado al poeta granadino que lleva su nombre, fallecido en 1999. Forma parte del gran conjunto de paseos y bulevares que se han ido construyendo sobre la llamada Ronda del Tamarguillo, gran calzada interior de la ciudad trazada sobre el antiguo cauce del arroyo Tamarguillo que ahora discurre entubado. Bordeando el contiguo Parque de José Celestino Mutis, continua con la misma denominación una calle arbolada.

De los sucesivos tramos de esta ronda, este ha sido el último que ha visto terminado y completado su ajardinamiento. Como todos los demás presenta en sus extremos rotondas aisladas que ayudan a canalizar el tráfico, presentando todas ellas una cuidada composición vegetal. No obstante este tramo tiene la particularidad de poseer su principal núcleo ajardinado al centro, en forma de bulevar, con las calzadas destinadas al tráfico en los laterales, mientras que el resto lo tienen a los lados, con la zona para los vehículos en el centro. Sólo el otro extremo de esta larga ronda, el Paseo del Padre José Mª Javierre Ortas, presenta una solución también de ajardinamiento en el centro al  aunque su tratamiento compositivo es diferente.

El paseo central esta compuesto simétricamente, con dos pequeñas aceras que lo recorren lateralmente. Junto a ellas, un seto bajo de pitosporo (Pittosporum tobira var. nana) que contiene naranjos en su interior, constituye la primera cortina vegetal –la más exterior- de este bulevar. Inmediatamente, surge una ancha faja ajardinada predominantemente con especies arbustivas que forman un colchón que aisla del tráfico la zona de paseo central. Es posible contemplar  aquí una variada colección de arbustos, tanto en formas como en coloridos. Entre ellos podemos mencionar grupos de adelfas (Nerium oleander), pitosporos (Pittosporum tobira), rosales (Rosa Sevillana), etc. Además, numerosas agrupaciones de grevilleas (Grevillea robusta) se distribuyen arbitrariamente para prestar un contrapunto vertical a los macizos de arbustos. Esta franja arbustiva está ceñida en su parte interior por ciruelos japoneses (Prunus cerasifera var. pisardii) y en aras de la simetría mencionada se repite a ambos lados dejando en el centro el paseo peatonal propiamente dicho.

Éste se encuentra pavimentado con el tradicional albero compactado y contiene cinco líneas arbóreas que discurren de un extremo a otro. El eje central está constituido por tipuanas (Tipuana tipu) que de vez en cuando desaparecen para dar paso a zonas de juegos infantiles. En segundo lugar nos encontramos dos líneas, simétricas con respecto al centro, formadas igualmente por tipuanas. Por último,  observamos dos líneas exteriores, pero igualmente simétricas, de acacias de Constantinopla (Albizzia julibrissin van Ombrella). La rigurosa simetría que presenta el diseño de esta zona central sólo se ve rota por la presencia de un carril–bici que está trazado en el lado Este, entre las acacias y las tipuanas. Por último, ya a la otro lado de las calzadas de vehículos y en ambas aceras, se han plantado sendas hileras de almeces (Celtis australis).

Debe señalarse por último, que el paseo dispone de bancos de piedra artificial de moderno diseño a todo lo largo, que invitan al asiento bajo la tupida arboleda.

Conforme nos acercamos a la confluencia con la avenida del Poeta Manuel Benítez Carrasco y Ronda del Tamarguillo, el panorama vegetal va cambiando a favor de una mayor diversidad. Es posible encontrar, olmos, álamos y el resto del arbolado descrito con una  disposición que, aunque supone la pérdida de alineación uniforme, contribuye a crear una densa, rica y variada oferta arbórea.

Acciones de Documento