Plaza de la Encarnación

Nombre: Plaza de la Encarnación

Tipo: Plaza ajardinada

Distrito: Casco Antiguo

CP: 41003

Situación: entre las calles José Gestoso, Regina, Alcázares, Imagen, Policía municipal José Luis Luque, Puente y Pellón, Compañía y Laraña.

Acceso: líneas 10, 11, 12, 15, 16, 20, 24, 27, 32 y C5

Superficie: 28160 m²

Descripción:

Ya desde 1580 se habla de la Plaza de Regina, situada en la parte norte de la actual. Tomaba el nombre del Colegio de Regina Angelorum fundado en 1521 por monjas dominicas y que sería más tarde ocupado por la rama masculina de la orden. En la zona sur existía la llamada plaza de Don Pedro Ponce, que tenía allí su residencia.

En 1565 se ubicaría en las proximidades la Casa Profesa de la Compañía de Jesús, cuya iglesia, hoy de La Anunciación, permanece en uno de los laterales, habiendo sido hasta 1956 capilla de la Universidad Hispalense, que se encontraba situada en el contiguo edificio. Su cripta acoge el Panteón de Sevillanos Ilustres.

En 1591 las religiosas agustinas fundan el convento de la Encarnación, que ocupaba una parte de lo que ahora es plaza, y del que con el tiempo tomará su nombre. Parte del espacio que ésta ocupa en la actualidad, fue un pequeño recinto abierto que antecedía al convento conocido como plaza o plazuela de la Encarnación y en el que se sabe se colocó tras una reforma (1720) una fuente. Con la ocupación francesa se decide hacer un mercado de abastos, con lo que se derriba en 1811 todo el convento aunque el mercado no se construirá hasta 1820, ocupando el solar de aquél y gran parte de las antiguas plazas de Regina y Encarnación.

Durante el todo el siglo XIX el espacio que queda libre sufrirá diversos procesos de alineación y definición de sus bordes así como diversas obras de reforma en pavimentación y acerados. En 1948, con motivo del ensanche que pretendía crear un gran eje de penetración en el casco antiguo que facilitara la comunicación entre la Puerta Osario y La Campana, se derriba una parte del mercado comunicando las actuales calles Laraña e Imagen, siendo en aquel momento cuando se acomete la organización del área que la plaza tal y como quedó hasta la hace pocos años. En 1950, la fuente que se había situado en el interior del mercado cuando éste se construyó, se traslada al centro de la nueva plaza. El resto del mercado sería derribado en 1973 con la intención de modernizarlo.

En el solar resultante, que sirvió durante años como aparcamiento, aparecieron restos arqueológicos de considerable importancia, unos pertenecientes al demolido convento y otros más antiguos -de varias épocas como la romana y la almohade-. Sin embargo y tras unos años de espera, el solar del antiguo mercado se ha vuelto a edificar.

En el año 2004 se llevó a cabo un concurso internacional de ideas para la rehabilitación de la plaza, que fue ganado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer. Su proyecto, llamado Metropol Parasol consistía en una estructura de madera con forma de grandes setas apoyada sobre pilares de hormigón. Su construcción, iniciada en junio de 2005 y terminada en Marzo de 2011, ha permitido albergar en un solo recinto el nuevo Mercado de la Encarnación y diversos locales comerciales y de restauración, así como un mirador y un museo arqueológico llamado "Anticuarium".

La ejecución del proyecto Metrosol Parasol supuso la peatonalización casi completa de la antigua Plaza de la Encarnación, que era un importante nudo de comunicaciones y cabecera de numerosas líneas de la red municipal de autobuses cuyas paradas se trasladaron a la vecina Plaza Ponce de León.

De la antigua jardinería de la plaza no queda casi nada. Los espacios ajardinados que se organizaban en torno a la fuente central, y que constituían una isla rodeada de tráfico, han quedado reducidos a pequeños parterres aislados y a notables ejemplares de laurel de indias (Ficus microcarpa), varios cocos plumosos (Syagrus romanzoffianum), algunos plátanos de sombra (Platanus xhybrida) y naranjos (citrus aurantium).

Acciones de Documento