15.-Panteón-Capilla familia León y Armero

 

C/ Fe, derecha, 20

 

Inspirado en modelos de la arquitectura del renacimiento italiano, es obra de D. Francisco Aurelio Álvarez Millán, presenta planta rectangular o de salón de una sola nave, cubierta a dos aguas y recubierta con mármol blanco en los paramentos y unas curiosas tejas de color verde agua en la cubierta. Del conjunto destaca, sin dudas, la portada de acceso al panteón con claras reminiscencias renacentistas, con influjos italianos. Dicha portada se compone por un vano adintelado flanqueado por columnas con traspilastras con capiteles de orden compuesto y fustes estriados, las cuales aparecen elevadas sobre un pódium. Sobre éstas discurre un entablamento que presenta la única decoración epigráfica del rótulo del panteón.

 

15.jpg

 

 

 

 

15a.jpg

 

Vista frontal y lateral panteón León y Armero

 

Rematando dicho entablamento se nos presenta una potente cornisa con molduras. Coronando ésta portada aparece un importante arco de medio punto abocinado que cobija un destacado relieve que representa de la Virgen con el Niño, de clara influencia italiana y que bien podría haber sido realizado allí. Sigue la tradición de las madonas del quattroccento, en la que aparece la Virgen con el niño en sus brazos, en cierta actitud cariñosa, sobre un fondo bucólico en el que el paisaje se mezcla con las arquitecturas del fondo, que aparecen en bajo relieve. Se completa este tímpano con dos antorchas que aparecen sobre uno pedestales cuadrangulares, e introducidas en una especie de candelero, que se sitúan a ambos lados del arranque del arco, y que son símbolo de luz eterna y de purificación.

 

 

 

 

 

 

 

 15b.jpg

 

15c.jpg

 

Detalle tímpano y antorcha panteón León y Armero

 

Coronando todo el conjunto y situado en la clave del arco aparece una cruz latina sobre un pequeño pedestal que aparece enmarcado por unas ménsulas cuya única función es decorativa. Se completa esta portada de acceso con una sencilla puerta de hierro forjado, formada por barrotes.


Internamente presenta unas grandes ménsulas que soportan los espacios reservados para los enterramientos, a modo de arcosolio, que se elevan en dos alturas hasta alcanzar la parte más alta de la edificación. La cubierta que presenta es una bóveda de cañón, que se ilumina con dos vidrieras que aparecen en la cabecera del panteón, representando la de mayor tamaño a S. Antonio de Padua, y sobre ésta un simple óculo de menor tamaño. Bajo ellas aparece una pequeña mesa de altar. Todo el conjunto interno es de mármol blanco, salvo las citadas vidrieras.

  

15d.jpg

 

Detalle interno panteón León y Armero

 

El citado panteón aparece recogido en la documentación como concedido en sus orígenes a D. Antonio León y Armero, habiéndosele entregado 12, 96 m2, pasando en 1934 a dos de sus hermanas, las cuales solicitan una concesión de nuevo terreno para la ampliación del dicho panteón en 1935, de 7,56 m2, más 1 m2, 35 cm2 y 64 cm2, siendo la totalidad del tamaño de 20,62 m2. En 1945 se da la curiosidad de que una de las herederas reconoce a las Hermanas de la Cruz para proceder “al cuido” del panteón. En 1998 se renueva la concesión a otros miembros de la familia Armero.


Por las fechas que hemos cotejado de inhumaciones en el mismo, podemos establecer como fecha de conclusión del panteón entorno a diciembre de 1872, ya que con anterioridad los miembros de dicha familia ocupaban otros enterramientos, hasta que en diciembre del mismo año aparece la sepultura de D. Agustín Armero y Fernández Peñaranda, así como diversos traslados al mismo.


Perteneciente a una familia de la hidalguía andaluza, los antecedentes de esta familia se remontan al siglo XVIII en Fuentes de Andalucía. Uno de sus miembros fue D. Francisco Armero y Fernández de Peñaranda que llegó a ostentar el título de I Marqués de Nervión, siendo su hermana Dña. Mª Luisa Armero y Fernández Peñaranda que aparece inhumada en dicho panteón junto con su esposo D. Manuel de León y Villalón y su hija Dña. Inés de León y Armero Villalón y Fernández de Peñaranda.


A su vez dos miembros de la familia formaron parte de los fundadores del Real Círculo de Labradores de Sevilla, hacia el año 1859.

 

Acciones de Documento