76.-Panteón del Conde Pradere

 

C/ San Teófilo, izquierda, 3

 

Diseñado por D. José Espiau y Muñoz en el siglo XX, presenta una planta cuadrada cubierta con una cúpula de media naranja, que no ocupa toda la superficie de los muros. Sus cuatro caras son simétricas, mostrando la frontal la única variación al contener el dintel de acceso, que se cierra con una puerta de forja que contiene como elemento ornamental una corona de laurel. Dichas caras presentan una decoración geométrica, a modo de marco que parte desde un zócalo inferior, que presenta una decoración cerámica que va formando una greca. En el entablamento muestra unas aberturas que dan luz y ventilación al interior del panteón. En las esquinas aparecen unas coronas de laurel encintadas. Sobre este entablamento corre una cornisa que da paso a los remates superiores que a modo de hornacina enmarcan la cúpula. Realizado en ladrillo revestido, presenta un lamentable estado de conservación, llegando a amenazar ruina, sin saber durante cuánto tiempo permanecerá en pie.

 

76.jpg 76a.jpg

 

Vista frontal y lateral panteón Conde de Pradere

 

En sesión celebrada el 16 de mayo de 1913, el Ayuntamiento concede a D. Daniel Carballo y Prat 8,96 m2 de terreno para la construcción del panteón familiar.


D. Daniel Carballo y Prat, III Conde de Pradere, fue un diplomático que había ingresado en el cuerpo en 1887. Prestó grandes servicios a España en sus misiones en París, Bruselas y San Petersburgo, entre otras. Su último puesto antes de su jubilación fue como Ministro de España en los Países Bajos. Con un gran gusto por la cultura y el arte conservaba en su casa de París, donde residía, una colección de pintura que a su fallecimiento legaría al Museo del Prado, las obras antiguas, y al Museo de Arte Moderno, los de épocas más recientes.


El Conde de Pradere fallecería en Madrid en abril de 1933, siendo sus restos trasladados desde la capital al Cementerio de San Fernando de Sevilla, donde sería inhumado en su panteón familiar.

Acciones de Documento