16.-Panteón D. Pablo María Olave

 

C/ Fe, derecha, 27

 

Edificación de autor desconocido, a modo de templo griego dístilo sobre pódium, presenta una planta rectangular o basilical de una sola nave, con cubierta a dos aguas. Como elemento sustentante y a la vez decorativo tiene columnas y pilastras con capiteles de orden compuestos, cuya decoración presenta hojas de acanto y volutas, y fustes estriados. Destaca por su revestimiento de mármol y por la solución utilizada en la cubierta, ya que tomando como referencia el orden jónico, que enfatiza el carácter clasicista de la obra, nuestra edificación presenta un arquitrabe con friso sin decoración alguna, dentículos muy marcados que rodean todo el perímetro del edificio, y rematando el conjunto un tímpano triangular con la única decoración de unos dentículos en el interior del mismo. Se puede observar como en dicho tímpano aparecen los restos de haber contenido un tondo decorativo que hoy se ha perdido. Sobre éste se alza una cruz latina con los cantos redondeados y decoración en su interior, que emerge de una especie de flor formada a base de hojas de acanto que aparecen sustentadas por sendas volutas.

 

16.jpg 16a.jpg

 

Panteón Pablo María Olave

 

Destacable también de este panteón es la puerta que de acceso al mismo, la cual presenta relieves de cabezas humanas de fuerte gusto clásico, que podrían recordar a las representaciones de la cabeza de la Gorgona Medusa. Dichas cabezas tiene una fuerte expresión en el rostro, que puede venir relacionado con el pathos tan del gusto del clasicismo helenístico, que empieza a barroquizar las formas. En su interior presenta unas esculturas de genios funerarios, apareciendo uno de ellos en actitud de silenciar a quien lo mira.

 

16b.jpg 16c.jpg

 

Detalles panteón Pablo María Olave

 

En el registro de concesiones del Archivo del Cementerio aparece que le fue otorgada a D. Pablo María Olave en 1865, con una superficie de 40 varas cuadradas, lo que corresponde a 33,436 m2. En la actualidad ha pasado a manos del Ayuntamiento el cual es su propietario.


D. Pablo María Olave de Castro fue un notario que ejerce su carrera en Sevilla, que llevó a cabo su labor entorno a la segunda mitad del siglo XIX, participó, entre otras cosas, en la fundación del Real Círculo de Labradores. Aunque era natural de Madrid, D. Pablo María Olave falleció en Sevilla el 3 de noviembre de 1865, siendo viudo.

Acciones de Documento