3.-Panteón de D. José Villegas Cordero

 

C/ Fe, derecha, 1

 

Su sepulcro es una combinación de mármol blanco con una escultura en bronce, firmada por D. Gabino Amaya Guerrero en 1926, y que se inspira en una de sus obras de entre 1882 y 1893 “El triunfo de la dogaresa Foscari” o “Domingo de Ramos en Venecia” como título alternativo, localizados en el Museo de Bellas Artes de Sevilla algunos de sus bocetos, estando la obra definitiva en la Cincinnati Society, procedente de la antigua colección Laar Anderson de Washington.

 

3.jpg

 

Panteón Villegas

 

3a.jpg 3b.jpg

 

Triunfo de la Dogaresa Foscari o Domingo de Ramos en Venecia. José Villegas, 1882-1893.
Cincinnati Society. Washington

 

3c.jpg 3d.jpg

 

Detalles panteón Villegas

 

3e.jpg 3f.jpg

 

Detalles panteón Villegas

 

El panteón consta de un sarcófago destinado a cobijar los restos, donde aparece una paleta de pintor, símbolo de la profesión del personaje, elevado sobre un zócalo y una pieza vertical que remata el conjunto. Dicho elemento se compone de un basamento de gran altura con rebajes laterales, que dan cierto movimiento a la misma. Sobre éste un segundo cuerpo en el que aparece tallada una cruz latina con la inscripción “Villegas”, que se remata con un pequeño entablamento sobre el que figura una cornisa, de gran envergadura, con goteras cuadrangulares y coronado con un frontón compuesto por volutas que enmarcan una venera, que simboliza el tránsito del difunto a una nueva vida. El frontón aparece rematado por dos pequeños obeliscos que simbolizan la unión entre el cielo y la tierra, y en las cuatro esquinas unas acróteras aveneradas que enfatizan el carácter clasicista de la obra.

 

Para llegar al actual panteón, la construcción pasó por diversos momentos ya que la primera construcción data de 1921 a la muerte del pintor, tratándose de un mausoleo. En 1923 se otorgan 24 m2 de terreno y la aprobación para un proyecto de panteón, y así albergar también los restos mortales de su esposa Dña. Lucrecia de Monti que fallecería en 1925 y que más tarde sería trasladad al panteón de su esposo. En 1930 se acepta un nuevo proyecto de panteón que vendría a sustituir el anteriormente citado, conservándose para este nuevo la escultura citada. Finalmente en 1931 se procedería a la inhumación definitiva de ambos en el actual panteón.


D. José Villegas Cordero, nacido en Sevilla en 1844, fue un importante pintor de la España de finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX. Hermano del también pintor D. Ricardo Villegas Cordero, se formó y entabló amistad con los mejores pintores del momento afincados en Madrid, como Eduardo Rosales, Federico Madrazo y Mariano Fortuny, por el que sintió tal admiración, que le llevó a adoptar sus formas plásticas.


Su pintura, de pinceladas ágiles y sueltas, trata tanto temas religiosos, orientales y costumbristas, destacando los taurinos, tan del gusto del momento. Relacionado con esta temática costumbrista podemos apreciar el lienzo que se conserva en el Museo de Bellas Artes de la ciudad hispalense titulado “La muerte del maestro” de 1884.


Villegas llegó a ocupar los cargos de Director de la Academia española de Bellas Artes en Roma y Director del Museo del Prado de Madrid, ciudad donde fallecerá en 1921.

Acciones de Documento