32.-Edículo-Panteón familia Fernández y Roche

 

C/ Esperanza, derecha, 2ª línea, 1, esquina con C/ San Germán, izquierda, 1

 

Trazado por D. José Espiau y Muñoz, presenta un estilo ecléctico mezcla de regionalismo y clasicismo, que puede verse en su pórtico dístilo in antis, que se caracteriza por presentar dos columnas enmarcadas por los muros laterales de la edificación. Realizado en ladrillo visto presenta una planta cuadrangular con pórtico que se completa con una cubierta a dos aguas marcadas por el frontón triangular que corona la edificación, cuya decoración se compone a base de motivos vegetales y cueros recortados de claro recuerdo barroco y apareciendo en el centro una corona de laurel que contiene un reloj de arena alado. Las columnas del pórtico presentan un fino fuste liso, sobre unas bases decoradas con motivos vegetales y capiteles de recuerdo compuesto, con hojas de acanto y volutas que se completan con un pequeño cimacio sobre los que se alza un entablamento que sirve para cobijar el rótulo del panteón. En las esquinas de dicho entablamento aparecen parejas de ménsulas decorativas. Se remata el conjunto con unos elementos decorativos de recuerdo herreriano.

 

32.jpg 32a.jpg

 

Fachada y vista lateral panteón Fernández y Roche

 

Destacar los retablos cerámicos que decoran los muros laterales internos del panteón, que representan a La Encarnación y Santa Ana con la Virgen Niña, aparecen firmados y fechados por Francisco J. Tova Villalba en 1950 y realizados en Sevilla, así como la verja que sirve de cerramiento del conjunto.

 

32b.jpg 32c.jpg

 

Detalle de los retablos cerámicos del panteón Fernández y Roche

 

Panteón perteneciente a Dña. Encarnación y D. Antonio Roche Verdugo, a quienes en 1922, se les conceden 22 m2 de terreno para la construcción del mismo. Entre los años 1944 y 2003, el panteón pasará a sus herederos.

 

Relacionada con “Fernández y Roche”, industria de sombreros en Sevilla, empresa fundada en 1885, por D. Antonio Fernández Caro y D. Antonio Roche Verdugo, el cual se encuentra enterrado en la misma junto a otros miembros de su familia. Esta longeva empresa de sombreros realizaba todo el proceso de fabricación de los sombreros en su industria que estuvo situada en la calle Castellar, en el mismo centro de la ciudad del Guadalquivir. Hasta hace relativamente poco tiempo esta empresa no contó con una tienda propia para la venta de sus sombreros. En la actualidad cuentan con un establecimiento en la céntrica calle Rosario. Como datos curiosos acerca de esta industria hemos de decir que han surtido a entidades tan relevantes como la Casa Real Británica, así como sus creaciones han formado parte del celuloide, apareciendo en las películas de Indiana Jones. Además son los principales proveedores para la comunidad judía ortodoxa de New York. Hacia los años 30 se fusionan con dos otras compañías, la catalana Graells y la hispalense de Herederos de Carmen Palarea, formando así la sociedad ISESA (Industrias Sombrerera Española S.A.), pero manteniendo el sello y la firma Fernández y Roche, para hacer frente a la crisis en el sector de la moda por el “sinsombrerismo”. En la actualidad de sede de la fábrica se encuentra en el pueblo sevillano de Salteras.

 

Acciones de Documento