37.-Capilla-Panteón familia Peyré-Haurie.

 

C/ Esperanza, izquierda, 29

 

Trazado por D. Aníbal González, entre 1924 y 1925, con características regionalistas, destaca de él su planta octogonal, inscrita en una cuadrado de 6 metros de lado, que rompe con la monotonía del conjunto de la necrópolis, y da como resultado una portentosa cúpula que destaca sobre el resto, cubierta al exterior por tejas de cerámica vidriada, tan usuales en la ciudad. Carente de decoración, solo podremos destacar la puerta de forja que cierra el vano de medio punto que da acceso al interior centrándose su decoración en la parte superior de la misma que formada a modo de rosetón, presenta en su centro un crismón. Los muros de la construcción presentan unas enmarcaciones como único elemento ornamental. La cúpula se levanta sobre una potente cornisa y se remata con una columna sencilla con leves acanaladuras en el fuste y sobre ésta una cruz de forja.

 

37.jpg

 

Fachada panteón Peyré

 

Según se recoge en el proyecto presentado para la elaboración del panteón, realizado por D. Aníbal González, se describe que “el Panteón proyectado constará de dos grupos de tres sepulturas cuyas dimensiones serán: 2,60 de largo; 0,90 de ancho y 0,90 de alto. Las paredes de división serán dobles y con cámaras de aire intermedias. A derecha e izquierda y a continuación de los grupos de sepulturas se sitúan los osarios. La construcción será sencilla y con arreglo a los dispuesto”.

 

37a.jpg

 

Planta panteón Peyré

 

El 16 de febrero de 1927, el Ayuntamiento concede 36 m2 de terreno a D. Augusto Peyré para la construcción de este panteón. Pasaría en 1981 a su esposa Dña. Juana Peyré Estoueigt que por defunción acaecida ese mismo año pasaría a manos de su sobrino D. Jorge Haurie Briol, que lo comparte con su esposa Dña. Ana Mª Girelli Tortorella e hijos.


Relacionados con una industria textil sevillana, fue su fundador D. Augusto Peyré, el cual llegó en 1877 a El Coronil (Sevilla) desde su Saucede natal (Francia) para continuar con el negocio familiar. D. Augusto Peyré, con 42 años, contrajo matrimonio con su sobrina Dña. Juana Peyré Estoueigt de 18 años, y al no tener descendencia, la empresa familiar pasó a manos de sus sobrinos comenzando por D. Juan Bautista y D. Augusto Lahore Peyré, D. Juan Bautista Massigoge Peyré, D. Juan Haurie y D. Juan Bautista Pommarez. Como muestra del éxito empresarial el comercio llegó a tener delegaciones en París, Frankfurt, Colonia, Londres, Lyon, etc., aunque la sede central seguiría estando en Sevilla, donde el Sr. Peyré pondría un internado para aprendices. Tras hacerse cargo de la empresa familiar “Los Caminos”, en 1936 surgiría la actual “Peyré S.A.”. El éxito de la empresa radicaría en las novedades implantadas por Peyré, que consistieron en mantener precios fijos en cada artículo y la medida en el sistema métrico decimal. Además estableció una red de compradores fijos en Europa que era comisionista de compra, y se adelantó a los americanos en la venta por correspondencia. Dicha empresa tenía una tienda de textiles en el centro de la ciudad hispalense, situada concretamente en la calle Francos, 42, en un edificio decimonónico con un patio diáfano, de unos 2000 m2 con columnas de mármol que sustentan una espectacular arquería.

 

Dicho edificio fue restaurado hacia 1919 por D. Aníbal González, poniéndose así de manifiesto la relación del arquitecto con la familia, que justifica el encargo del panteón. En la actualidad, dicho edificio lo ocupa la empresa de hostelería Casa Robles. La empresa sigue activa en nuestros días.


En el panteón familiar se encuentran sepultados D. Augusto Peyré Sarrat, su esposa Dña. Juana Peyré Estoueigt y hermanos. Tenemos constancia documental de otros familiares inhumados en otros panteones o sepulturas del Cementerio de San Fernando de Sevilla.

Acciones de Documento