Corrección sexismo del lenguaje

Desde el Área de Innovación del Ayuntamiento de Sevilla se ha desarrollado un sistema de información que permita la Modernización Administrativa de los servicios públicos que ofrece nuestro Ayuntamiento. 

Esta modernización permitirá, por un lado, dar cumplimiento de los derechos reconocidos a la cuidadanía en la Ley 11/ 2007, de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos, y por otro lado, avanzar en la eficacia y eficiencia en la gestión interna del Ayuntamiento de Sevilla, en lo relativo a la gestión de las relaciones  con los ciudadanos y ciudadanas, empresas y otras administraciones de forma electrónica, ofreciendo servicios públicos electrónicos accesibles y de calidad a la Sociedad.

Todos estos avances tecnológicos y administrativos deben compaginarse con la Ley Orgánica 3/2007, para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, la cual, en su artículo 14 apart. 11, determina como uno de los criterios generales de actuación de los Poderes Públicos, “la implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas”.

Asimismo, esta misma disposición legislativa, recoge en su artículo 28.4 que “en los proyectos del ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación sufragados total o parcialmente con dinero público, se garantizará que su lenguaje y contenidos sean no sexistas”.

El Sexismo Lingüístico es el uso discriminatorio del lenguaje que se hace por razón de sexo. El sexismo no está en la lengua en sí misma sino en los usos que hacemos de ella, los cuáles, al ser reflejo de la cultura androcéntrica en la que vivimos, muestran que el sexo comúnmente más discriminado sea el femenino.

La políticas públicas desarrolladas por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla han tenido como eje central el Principio de Igualdad, lo que nos está permitiendo experimentar, en las últimas décadas, una transformación social de gran magnitud de la que han sido protagonistas las andaluzas y los andaluces; esto está determinando que Mujeres y Hombres seamos copartícipes de la vida social, económica, jurídica y política.

Llegados a este punto, es preciso reclamar de la lengua española la flexibilidad suficiente para atender las demandas de una ciudadanía que requiere una comunicación efectiva, pero que no sea ambigua, discriminatoria ni excluyente y donde los términos representen con justicia la realidad que designan.

Si esto no es así, de poco sirve que la comunicación responda al principio de economía lingüística, como sucede con la inercia del uso del género masculino para representar a ambos géneros, suprimiendo el femenino como forma de justificación de esa teoría de la economía de lenguaje.

De este modo, se hace necesario evitar, siempre que sea posible, el masculino genérico, haciendo uso de los múltiples recursos de los que dispone nuestra lengua. La mayoría no contravienen el principio de economía de lenguaje, sino todo lo contrario, ya que se caracterizan precisamente por su brevedad. Solo algunos son algo más dilatados

Sin embargo, no podemos olvidar que el principio fundamental del lenguaje es que la comunicación sea efectiva, por lo que, en el peor de los casos, siempre será preferible usar un término más a que el mensaje resulte equívoco y/o sexista.

La lengua, que es una construcción cultural, contribuye a transmitir (o modificar) la realidad que las personas conocemos. En los mensajes escritos y hablado, la lengua no sólo es un vehículo de comunicación que transmite ideas, pensamientos, sentimientos e información, sino que también contribuye a transmitir la ideología y las relaciones de poder de la sociedad que le es propia.

Las convenciones sociales, y el lenguaje también lo es, otorgan a determinados sectores sociales el privilegio de la voz y de la representación, mientras que a otros los excluye de él. Y es responsabilidad política de este Ayuntamiento de Sevilla, como principio y en cumplimiento de las disposiciones legislativas vigentes, impulsar y acompasar los cambios sociales con los cambios lingüísticos, y lograr, gracias al carácter preformativo del lenguaje, que éste se convierta en el cauce sobre el sedimentar y legitimar la presencia de las mujeres, en condiciones de igualdad, en los espacios del poder y de la autoridad.

Por todo esto, en esta etapa decisiva, legitimar cualquier uso discriminatorio y excluyente de nuestra lengua supone dar carta de naturaleza a la ideología que lo justifica.

Es evidente la necesidad y oportunidad de esta nueva herramienta de trabajo y esperamos que tanto responsables de órganos gestores de este Ayuntamiento, personal técnico y administrativo, así como cualquier otra persona que opte por hacer uso de este instrumento, encontremos en él las pautas adecuadas para hacer también de nuestro idioma un instrumento de comunicación en igualdad.

La finalidad de esta herramienta es la de constituirse en un utensilio que, validado y asumido por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, incorpore y garantice un uso de lenguaje no sexista en todos los procesos de comunicación emanados directa o indirectamente de dicha entidad.

                                                                     

Enlace al corrector online

 

Acciones de Documento