Mitos y realidades sobre la naranja amarga de Sevilla

La naranja que se recoge del arbolado urbano no se emplea para uso alimentario.

Actualmente, las calles de la ciudad albergan unos 50.000 naranjos y la previsión de la campaña de recogida de naranjas este año es de 5,7 millones de kilos, tras un aumento del rendimiento del 37,5% con respecto a la campaña pasada (2019-2020).

¿Qué se hace con la naranja amarga que se recoge en las calles, parques y jardines de Sevilla?

Una vez recogidas las naranjas de los árboles, éstas pueden tener diferentes destinos que permiten su reutilización:

  • Vertederos autorizados y de gestión controlada para la fabricación de compost y cosméticos.
  • Explotaciones ganaderas para la alimentación de ganado caprino.
  • A la planta EDAR Copero de la empresa metropolitana de aguas Emasesa para la fabricación de compost o a la generación de electricidad a partir del gas generado.

Debido a los controles de calidad en la industria agroalimentaria, la utilización de la naranja amarga para la alimentación humana actualmente es testimonial.

Los naranjos en el Real Alcázar

En los jardines del Real Alcázar de Sevilla –un monumento de gestión municipal– existen 1.053 naranjos y 39 limoneros, cuya recolección es contratada anualmente a una empresa especializada –el presupuesto para esta campaña es de 17.837 euros–.

La recolección es manual y se realiza con la máxima protección de los árboles de estos jardines históricos y de su entorno patrimonial.

naranjos alcazar.jpg

Una curiosidad sobre la naranja amarga del Alcázar

El año pasado se recuperó la tradición de enviar una muestra de las naranjas amargas recogidas en el Real Alcázar a la Casa Real británica, tradición perdida y que hablaba del envío de naranjas amargas a la reina para la fabricación de mermelada. Este año, ese envío se ha realizado a través del Embajador de Reino Unido en España, que ha manifestado que él mismo fabricará la mermelada amarga.