El Ayuntamiento pondrá en marcha un plan de medidas fiscales y de ayudas para negocios afectados por los cierres y paralización actividad económica

El Ayuntamiento de Sevilla ha previsto diseñar una estrategia para la reactivación y promoción de la ciudad.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, han mantenido hoy una reunión con el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus, y con el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, con el objetivo de abordar las graves consecuencias económicas del avance de pandemia del coronavirus y de las medidas sanitarias que se han tenido que abordar a través del Decreto de alarma del Gobierno central así como las actuaciones de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla.

En este sentido, el alcalde ha anunciado que el área de Hacienda y la Gerencia de Urbanismo están realizando ya un análisis de las distintas posibilidades de aplazamientos o exenciones aplicables dentro de las competencias municipales y de las limitaciones legales en las ordenanzas fiscales. Se están evaluando cuestiones como tasas como basura o licencias de ocupación de la vía pública a establecimientos afectados por el Decreto de Alarma y por las recomendaciones sanitarias o aplazamientos en determinados pagos que puedan aliviar los graves problemas económicos de la crisis.

Del mismo modo, desde el área de Economía y Comercio, así como desde el área de Turismo se están realizando ya estudios y los trabajos previos para elaborar medidas de apoyo a los más afectados por esta crisis sanitaria, dentro de las competencias municipales y de las posibilidades legales. Estas medidas, además, deben ser coordinadas y complementarias a aquellas que se puedan poner en marcha desde el ámbito estatal o autonómico.

El Ayuntamiento, además, trabaja ya en la preparación de actuaciones e iniciativas que sirvan para la reactivación de la actividad económica y de sectores como el turismo una vez que se pueda superar esta grave crisis sanitaria, de forma que puedan aliviar la grave situación económica que van a atravesar muchos hogares y empresas. En esta línea se ha planificado ya y se trabaja en la celebración de la feria en la segunda quincena de septiembre.

“Tenemos que adoptar y diseñar las medidas más inmediatas y urgentes para la prevención de la salud y la lucha contra el avance de la pandemia, que es ahora mismo lo prioritario para todos nosotros. Pero en paralelo, debemos tomar medidas para paliar los graves efectos negativos que esta situación va a suponer para muchas empresas, autónomos y hogares dentro de nuestras competencias y posibilidades municipales. Nosotros ya estamos estudiando una primera batería de iniciativas que hemos compartido con la CES y la Cámara de Comercio para lograr una estrategia conjunta y recabar también las medidas que desde los representantes del sector empresarial se puedan trasladar al Ayuntamiento”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, tras mantener la reunión .