El Ayuntamiento avanza con residentes, comercios y distintos colectivos en el proceso de participación de la Avenida de la Cruz Roja

En esta primera fase se está produciendo la votación individual telemática de los vecinos y vecinas del Distrito Macarena a través de la plataforma web y, al mismo tiempo se están llevando a cabo distintas acciones informativas para difundir las alternativas y facilitar el acceso a la información.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Macarena, el Área de Participación Ciudadana y Emasesa, están avanzando en el proceso de participación en torno a la transformación de la Avenida de la Cruz Roja iniciado en el mes de marzo. En esta primera fase se está produciendo la votación individual telemática de los vecinos y vecinas del Distrito Macarena a través de la plataforma web y, al mismo tiempo se están llevando a cabo distintas acciones informativas para difundir las alternativas y facilitar el acceso a la información. Así, se están realizando envíos a domicilios con información y se están organizando distintas reuniones por ámbitos y por zonas con el objetivo de facilitar el acceso de la población a la información. Las reuniones se están produciendo todos los miércoles a distintas horas en función de los colectivos convocados para hacerlas más operativas. Son reuniones para explicar el contenido de los proyectos.  

El Ayuntamiento ha articulado, además, un proceso de participación para el comercio y los centros de gran afluencia de la zona (como colegios, institutos, la Clínica y Correos). En este sentido, se ha anunciado a las asociaciones de comerciantes que su proceso de participación será independiente del de los residentes. Así, a partir del mes de abril se repartirá de forma presencial la información en todos los comercios del entorno de la Cruz Roja para que cada uno de ellos pueda expresar su opinión sobre las cuatro opciones propuestas. Se recogerá presencialmente en cada comercio.  

Del mismo modo, se articularán mecanismos de participación específicos para los colegios, institutos y el edificio de Correos, al ser los grandes centros de afluencia ubicados junto a la Avenida de la Cruz Roja. En relación con la comisión de la bicicleta se ha mantenido ya una primera reunión para explicar el proceso de participación y las distintas alternativas y próximamente se articulará un procedimiento para recabar también su valoración en relación a las cuatro alternativas propuestas.

Los residentes, comerciantes y el resto de colectivos que participen pueden elegir entre cuatro opciones. El Ayuntamiento retomará el resultado de este proceso en los distintos niveles en los que se está realizando y, tras una evaluación, determinará la opción que genera un consenso más amplio.

La primera de ellas, propone que, aunque se lleve a cabo la intervención planificada para la renovación del colector y otras actuaciones, se mantenga la configuración actual de la Avenida. A continuación se proponen tres diseños alternativos que generarán cambios urbanísticos, de movilidad ciclista y peatonal, de la circulación de vehículos y en cuanto a zonas verdes y arbolado. Los tres, en cualquier caso, introducen sistemas de drenaje sostenible y criterios ambientales dentro del modelo de ciudad saludable.

La primera de las alternativas implicaría la peatonalización completa de la Avenida restringiendo por completo la circulación  de vehículos y de transporte público. Se implantaría una plataforma única y amplios espacios peatonales y verdes y el carril bici seguiría recorriendo como en la actualidad todo el ámbito de actuación. En la Avenida Cruz Roja el carril bici se trasladaría al acerado contrario al igual que en el tramo de la calle Doctor Jiménez Díaz, que transcurriría paralelo a la tapia del C.E.I.P Arias Montano. En el tramo de calle Doctor Jiménez Díaz el carril bici se traslada al acerado oeste, eliminando las intersecciones de éste con el tráfico rodado de las calles José Maluquer, Algámitas y Almensilla. Para esta opción, habría que desplazar las líneas de autobús por otras vías como las calles Manuel Villalobos, Fray Isidoro de Sevilla y León XIII. En este caso los coches y vehículos de emergencia y de los garajes accederían a través de los pasos transversales (calles que crucen la Avenida).

La segunda opción mantiene el carril bici pero dividido entre las dos aceras con un ancho de 1,25 cada uno, mantiene la circulación de vehículos  y ampliaría las aceras: los coches seguirían circulando como en la actualidad, sin restricciones ni cambios de sentido.

La tercera opción supone una reordenación de la movilidad y un mayor acceso para peatones. En este caso supone el traslado del carril bici de la Avenida de la Cruz Roja para realizar una conexión con la Avenida de Miraflores. Así, el la zona antes ocupado por carril bici haría posible un incremento de acerado, de espacios de estancia y espacios verdes. El tráfico se mantendría como hasta ahora.