El Ayuntamiento aprueba la primera convocatoria municipal para la compra de viviendas vacías para un alquiler social a través de Emvisesa

Se trata de una medida pionera que cuenta con una partida que puede alcanzar los 1,5 millones de euros y se enmarca dentro de la estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas aprobada ya por el consejo de administración de Emvisesa.

(29/12/17) El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, Emvisesa, ha impulsado hoy la primera convocatoria pública para la adquisición de viviendas privadas que se encuentren desocupadas con el objetivo de ampliar el parque público de vivienda y destinarlas a alquiler social. Esta medida, que cuenta con una partida que puede alcanzar los 1,5 millones de euros en función de la aprobación definitiva del presupuesto municipal y de la adjudicación de la operación de permuta del solar de Ramón Carande se enmarca dentro de la estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas aprobada ya por el consejo de administración de Emvisesa. 

Esta medida que se ha debatido hoy en el consejo de administración de Emvisesa ha sido presentada públicamente por parte del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro. 

La convocatoria pública ofrecerá a los titulares de viviendas vacías en la ciudad de Sevilla la posibilidad de venderlas a un precio tasado en los propios pliegos aprobados por Emvisesa siempre y cuando cumplan unos requisitos mínimos que permitan su uso como alquiler social a continuación. Así, las viviendas deben estar localizadas en distintos barrios de la ciudad, deben estar en  buen estado de conservación y habitabilidad y en caso de que tengan que realizarse obras de reparación no podrán superar el 50% de su tasación. Además, deberán contar con una superficie mínima construida de 45 m2 y un máximo de 140 m2 incluyendo parte proporcional de las zonas comunes y su adquisición no podrá superar la cuantía máxima de los 98.000 euros. 

La adjudicación de los contratos de compraventa de las viviendas se efectuará mediante un procedimiento de contratación de libre concurrencia regulado en el Pliego aprobado al efecto, en el que todo interesado que reúna los requisitos de capacidad y solvencia exigidos en el Pliego rector del proceso podrá presentar su oferta. 

Una vez aprobados los pliegos, la convocatoria será difundida públicamente para que se empiecen a presentar ofertas por parte de titulares de viviendas vacías. 

“Seguimos así avanzando con el objetivo de ampliar el parque público de viviendas aprovechando uno de los recursos que tiene la ciudad como son los pisos ya construidos y que se encuentren disponibles”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

 

Acciones de Documento