El Ayuntamiento aclara que la Carrera Oficial y su entorno tienen garantizada la accesibilidad universal durante la Semana Santa

El delegado Juan Carlos Cabrera recuerda que se ha inspeccionado todo el recorrido para hacerlo accesible, que las rampas de los baños públicos están homologadas y que se han adoptado otras iniciativas para personas con diversidad funcional

(26/03/2018) El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha garantizado que la Carrera Oficial de la Semana Santa y su entorno están adaptados a las personas con diversidad funcional y, además, que las rampas de los baños públicos están homologadas para, así, permitir el acceso de las mismas.

Cabrera ha explicado que, junto con el Consejo de Hermandades y Cofradías, Policía Local, Bomberos y Protección Civil, se han inspeccionado por entero el recorrido de la Carrera Oficial y los palcos, comprobándose el cumplimiento de las medidas para garantizar la accesibilidad universal y, por tanto, el disfrute de las procesiones por parte de las personas con diversidad funcional.

Así, en Campana y Plaza del Duque, aunque efectivamente hay rebajes cubiertos de hormigón necesarios para el buen discurrir de las cofradías, se ha comprobado que hay vías muy cercanas de acceso, a unos diez metros, que garantizan el tránsito de estas personas y que puedan subir, pues, a las aceras. Campana, asimismo, es por entera peatonal durante la Semana Santa y, por tanto, sin tráfico rodado.

En cuanto a la Carrera Oficial de la Semana Santa, se han adoptado medidas junto con el Consejo de Hermandades y Cofradías de manera que los palcos en la Plaza de San Francisco son accesibles tanto desde la parte del Ayuntamiento como desde la acera opuesta, donde se ubica la Fundación Cajasol. En los pasillos centrales de los palcos, además, se han instalado estructuras de madera para evitar que se unan los palcos y dificulten la entrada o salida de personas con dificultades en su movilidad. Y, por último, en ellos se crearon los aparcamientos para carritos de bebé, de forma que tampoco estorben al tránsito.

Por su parte, las rampas para hacer accesible los baños “están homologadas” y, por tanto, son aptas para las personas con movilidad reducida. La empresa encargada tiene orden expresa de que a los baños adaptados tan sólo puedan acceder las personas para las cuales han sido reservados.

“Este equipo de gobierno tiene una gran sensibilidad hacia las personas con movilidad reducida y lleva en los tres últimos años trabajando para garantizar la accesibilidad universal durante la Semana Santa”, ha reseñado Cabrera. Es más, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha adjudicado ya 120 plazas diarias para personas con diversidad funcional más sus acompañantes en sillas y palcos de la Carrera Oficial, esto es, un total de 920 para el conjunto de la Semana Santa 2018.

Acciones de Documento