El Ayuntamiento aclara que las obras de la calle Amor de Dios no han culminado, se ha garantizado el tránsito de las cofradías con el asfaltado provisional de un tramo inconcluso de 15 metros y se retomarán tras la Semana Santa como estaba previsto

(24/03/2018) El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha aclarado hoy que las obras para la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento de Emasesa y reurbanización integral de la calle Amor de Dios, en un proyecto cuyos acabados fueron consensuados con vecinos y vecinas, comerciantes del entorno y colectivos, seguirá tras la Semana Santa, durante la cual las hermandades tienen garantizada la seguridad y el buen discurrir por la misma.

Cabrera ha explicado que un tramo de esa calle se ha cubierto “temporalmente” de cara a la Semana Santa, “mientras que las obras en la mayoría de esta calle sí han terminado, a falta de pintar su asfalto, e incluso ya con los árboles que, por primera vez, tendrá Amor de Dios”. Este tramo aún no culminado “es de apenas 15 metros”, y se ha complicado su terminación ante el suceder de temporales de lluvia y viento en la ciudad durante el último mes, de ahí que “provisionalmente” se haya echado hormigón.

“Para garantizar el tránsito de las cofradías y de la ciudadanía durante esta Semana Santa, se ha procedido a tapar ese tramo, cuyos charcos serán eliminados antes del paso de las hermandades. Y tras estas fechas, se retomarán las obras, tal y como se había previsto. En cambio, desde la calle Delgado hasta General Tassara ya casi ha concluido el proyecto”, ha reiterado el delegado.

"Nuestra intención es ejecutar el mejor proyecto para la calle en sí y para la calidad de vida de los vecinos y vecinas y de los estudiantes, con árboles que darán sombra y otras medidas para tratar de reducir la velocidad de los vehículos”, según ha agregado.

Tras la obligatoria inspección de todas las calles del Casco Antiguo por las que discurren las distintas hermandades, Policía Local, Bomberos y Protección Civil “han determinado que no hay problema alguno en Amor de Dios”.

La vía quedará como plataforma única y contará, por vez primera, con arbolado de sombra y con medidas de calmado de tráfico. El Ayuntamiento ha incorporado al diseño inicial del proyecto la plantación de más árboles, tal y como habían pedido entidades vecinales y sociales de este entorno, en los tramos de la calle donde es posible. Y en cuanto al calmado de tráfico, esas medidas consisten en estrechar el viario e imprimirle mayor sinuosidad, aprovechando para ello las hileras de árboles y las curvas, una vez que han sido valoradas y visadas por técnicos de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla. Con ello, se pretende aminorar la velocidad de los vehículos para conferir mayor seguridad a los peatones y ciclistas, contribuyendo, además, a la reducción de la contaminación.

De las propuestas ciudadanas planteadas se ha decidido también para la anexa calle Delgado la instalación de un paso sobreelevado con el objetivo de dar continuidad al tránsito peatonal, limitando la circulación para residentes, taxis y vehículos de los servicios de emergencia ampliando las aceras.