El Ayuntamiento aprueba eI I Plan Director de Innovación para el Empleo para impulsar las economías alternativas, el cooperativismo y la responsabilidad social

“Con ese documento, Sevilla se sitúa a la vanguardia de las ciudades españolas en contar con una estrategia local completa de innovación social al servicio del desarrollo sostenible y la creación de empleo de calidad”, señala el alcalde, Juan Espadas. Fomentar las economías circular, del bien común, solidaria, verde o colaborativa movilizando recursos municipales, aplicando cláusulas sociales y medioambientales en la contratación pública y reforzando la colaboración público-privada son algunas claves de este plan.

(17/12/2017) El Ayuntamiento ha aprobado el Plan Director de Innovación Social para el Empleo, cuya vigencia se extenderá hasta 2020 y su finalidad prioritaria será abordar nuevos nichos de mercado que tengan el desarrollo sostenible, la responsabilidad social y la cooperación como claves que propicien modelos de economía alternativa, como la circular, del bien común, solidaria, verde, colaborativa, etcétera. “Es una completa estrategia municipal para generar empleo y riqueza en economías no tradicionales que requieren, a su vez, la implicación de la sociedad. Con este plan, Sevilla se sitúa a la vanguardia entre las administraciones españolas al disponer de una acción local y metropolitana de innovación social pionera, atrevida, con un fuerte compromiso social y, además, que ha nacido de la participación”, según ha explicado el alcalde, Juan Espadas.

El regidor ha participado en la Casa Consistorial en la primera jornada organizada por la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento para difundir este documento entre las diversas entidades públicas y privadas que han colaborado en su elaboración y los distintos grupos políticos, después de ser aprobado en Junta de Gobierno.

La creación, impulso y desarrollo de un sistema metropolitano de innovación social para el empleo, mediante iniciativas principalmente de economía social y de nuevas economías, se pretende afrontar desde un modelo de gobernanza público-privada, social y cooperativa, y con las metas de empleo de calidad, calidad democrática y calidad de vida. Ese impulso vendrá desde cuatro ámbitos: el Ayuntamiento como agente económico para el empleo, movilizando recursos disponibles y reforzando la coordinación de áreas y empresas municipales para una mayor creación de empleo e incidiendo en una contratación pública ética a través de la aplicación de cláusulas sociales y medioambientales ya aprobadas; fomentar la responsabilidad social entre las empresas y la cooperación entre ellas, así como la creación de convenios para la formación que lleven aparejado el compromiso de la contratación laboral; impulsar la constitución de cooperativas, apoyar el emprendimiento empresarial y ampliar la colaboración con el tercer sector; y, por último, concebir planes específicos para respaldar los modelos de las economías circular, verde, del bien común y funcional, el comercio justo y el consumo colaborativo, fomentar los nuevos usos sociales del tiempo (club de trueques, bancos del tiempo, monedas sociales, etcétera), divulgar la banca ética y luchar contra la economía sumergida.

“En todos estos objetivos estamos ya trabajando. El plan debe servir para potenciar el trabajo, movilizar recursos disponibles en el Ayuntamiento de Sevilla, entre ellos los locales ahora sin uso, y aumentar la colaboración público-privada y con el tercer sector, porque realmente existen oportunidades de empleo en la innovación social y, además, los municipios son claves hacia el desarrollo sostenible”, ha reseñado el alcalde.

Ese plan director fija un marco facilitador basado en tres pilares. El primero, nuevos espacios de participación y de gobernanza para una Sevilla socialmente responsable (Mesa por la Economía Social y las Nuevas Economías, el Convenio por la Economía del Bien Común, el Acuerdo Local por la Seguridad y la Salud Laboral,…). El segundo, planes y procesos internos en el Ayuntamiento (la aplicación de cláusulas sociales y medioambientales en las compras públicas, agilización de las bolsas de empleo de las distintas áreas, etc). Y el tercero, herramientas de apoyo, como un mapeo de los recursos públicos y privados de apoyo al empleo en Sevilla, un centro que propicie la implicación universitaria en iniciativas de innovación social o la gestación de una red de laboratorios ciudadanos.

Acciones de Documento