El Ayuntamiento aprueba el nuevo convenio que permitirá construir 17 nuevos kilómetros de carriles bici y el primer listado de beneficiarios de la convocatoria de ayudas para la instalación de ascensores

Se prioriza la conexión con Valdezorras y los enlaces de los nuevos itinerarios metropolitanos con la red de carriles de la ciudad. Se ha aprobado la lista de 25 comunidades de propietarios para la instalación de ascensores, en los que residen en torno a 500 vecinos.

(24/04/2018) El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Consejo de la Gerencia de Urbanismo, ha tomado hoy conocimiento del nuevo convenio marco que se suscribirá con la Junta de Andalucía una vez que lo apruebe el Pleno y que va a permitir la construcción de 17 kilómetros más de carriles bici en la ciudad, priorizando la conexión con Valdezorras y los enlaces de los nuevos itinerarios metropolitanos con la red de carriles de la ciudad. Asimismo, se ha aprobado la lista de 25 comunidades de propietarios, en los que residen en torno a 500 vecinos, cuyas solicitudes han sido admitidas para el proyecto de ayudas a la instalación de ascensores, consistente en que es la propia Gerencia de Urbanismo quien diseña y ejecuta las obras asumiendo además el 95 por ciento del coste de las mismas.

En el día de hoy se ha dado un nuevo impulso al fomento del uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte, con la toma de conocimiento y la remisión al pleno municipal para su aprobación, del Convenio Marco redactado entre la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla para establecer nuevas relaciones de colaboración que corroboren los objetivos marcados en el Plan Director de la Bicicleta de Sevilla, aprobado por el Pleno municipal el pasado mes de diciembre, y permita  además la ampliación y mejora de la red de carriles existentes en la ciudad. Para esa posible ampliación, o mejora, de la red de carriles existentes, se diseñan nuevos trazados ciclistas para la ciudad de Sevilla, destinados, en primer lugar, a completar la red de movilidad cotidiana y, en segundo lugar, a crear una oferta de itinerarios recreativos y de ocio.

Con este acuerdo hasta el año 2020 se van a construir en la ciudad de Sevilla 16,9 kilómetros más de carriles bici con lo que la red en Sevilla alcanzará los 207 kilómetros dentro de una estrategia planificada que se enmarca dentro del programa de la bici 2020.

La Consejería asume la construcción de 9 kilómetros, en tanto que el  Ayuntamiento de Sevilla, 7,9 kilómetros. En el caso de las actuaciones correspondientes a la Consejería de Fomento y Vivienda, éstas se focalizan en la conexión de redes ciclistas existentes en el área metropolitana con la malla urbana, o en dar acceso a la citada malla, a áreas de población que actualmente no cuentan con la correspondiente conexión. Con respecto al Ayuntamiento, le corresponde la ejecución del resto de proyectos hasta llegar a los 17 kilómetros previstos.

“El convenio anterior se quedó en un borrador sin fiscalización previa y que no respondía a las necesidades de la ciudad. En este tiempo, se ha trabajado para acometer un nuevo documento acorte entre otras cuestiones con el nuevo programa de la bicicleta recientemente aprobado por unanimidad en el Pleno”, ha argumentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz.

En segundo lugar, se ha aprobado en el día de hoy la relación de beneficiarios de la convocatoria de subvenciones para la instalación de ascensores en edificios residenciales convocada el pasado verano. Dicha convocatoria va dirigida a comunidades de vecinos de edificios con graves problemas de accesibilidad y, especialmente, con residentes de edad avanzada con movilidad reducida o en situación de dependencia. Se trata, por tanto, de una medida adoptada en apoyo de aquellos ciudadanos con dificultades para afrontar la instalación de ascensores en edificios residenciales, a fin de ofrecer una solución para paliar esta carencia en los casos más necesarios.

A diferencia de convocatorias de ayudas anteriores, en las que los adjudicatarios de las subvenciones tenían que justificar documentalmente la realización de las obras para cobrar éstas, la Gerencia de Urbanismo en este caso asume la redacción de los proyectos de obra y la ejecución de los trabajos para la instalación de los ascensores, lo que implica mayor agilidad y rapidez en los procesos. En este sentido, está previsto que en el próximo consejo de gobierno se adjudique el contrato a la empresa que vaya a asumir la redacción y ejecución de los proyectos de obras.

En el proceso de selección de comunidades objeto de estas ayudas, se han tenido en cuenta criterios socioeconómicos sociales, tales como los ingresos familiares, o el número personas mayores de 65 años y dependientes que residan en el bloque. Asimismo, se han considerado las características técnicas y de accesibilidad del edificio, especialmente el número de plantas y la ubicación en zonas con necesidad de transformación social. En este sentido, los inmuebles receptores de estas ayudas tienen una altura mínima de tres plantas, al menos diez años de antigüedad y, una superficie destinada a vivienda igual o superior al 80 por ciento.

En total, se han recibido 132 solicitudes, de las cuales se admitieron 131 provenientes de muy distintas zonas de la ciudad, especialmente de barrios de los distritos Macarena, San Pablo-Santa Justa, Cerro-Amate y Norte. Una vez baremadas las 131 solicitudes admitidas, la Gerencia de Urbanismo ha seleccionado un total de 25.

El importe total de las subvenciones a conceder asciende a la cantidad de 881.797 euros, si bien se distinguen dos líneas de actuación, Una primera, en la que la ayuda se concreta en la redacción de los proyectos y en la dirección y ejecución de las obras para instalar el ascensor por parte de Urbanismo. A estas actuaciones, consideradas Línea General, se destinan un total de 791.681,54 euros que se reparten entre ocho beneficiarios, y recibirán el 95 por ciento del importe de las obras, de forma que sólo tendrán que hacer frente al 5 por ciento de estos gastos. Y la segunda, línea, denominada Línea Complementaria, dirigida a complementar ayudas públicas concedidas por otras administraciones, en concreto por la Junta de Andalucía.

El objetivo de estas subvenciones por tanto, es el de aportar una cantidad que reduzca el coste de la instalación del ascensor en estos casos. Se han admitido tres solicitudes que optaban a este tipo de ayudas, a las que han correspondido ayudas por valor de 90.115,62 euros. La Gerencia aporta respectivamente el 51,24 por ciento, el 49,5 por ciento y el 33,13 por ciento del total de las obras a los propietarios de cada uno de estos tres edificios.

Una vez resuelta esta convocatoria, el Ayuntamiento, a través de la Gerencia de Urbanismo, convocará próximamente una siguiente de características similares, a la que se podrán presentar todas aquellas comunidades que no hayan resultado beneficiarias de esta línea de ayudas, y que estará dotada con otro millón de euros.

Además, el Consejo de la Gerencia ha adjudicado los contratos que permitirán que la ciudad cuente por primera vez con un servicio de actuación inmediata y de ejecución de obras en materia de mejora de la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas así como que se inicie de forma inmediata la redacción de un plan municipal de accesibilidad para la ciudad.

Acciones de Documento