El Ayuntamiento aprueba una nueva convocatoria para la adquisición de viviendas vacías para darle un uso social con un presupuesto de 1,2 millones de euros

Se trata de la segunda convocatoria para la adquisición de viviendas vacías para uso social que se realiza desde el Ayuntamiento este año. La primera, ejecutada por Emvisesa, ha tenido ya una respuesta positiva con 59 viviendas ofertadas. En esta ocasión, se priorizan las viviendas de dos o tres dormitorios y se fijan los 40 metros cuadrados útiles como las dimensiones mínimas. El precio máximo que pagará el Ayuntamiento es de 110.000 euros por vivienda o 1.000 euros por metro cuadrado construido.

(3/05/2018) El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, ha aprobado hoy el pliego de condiciones de la nueva convocatoria para la adquisición de viviendas vacías que cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros. El plazo para la presentación de viviendas se abrirá en los próximos días y tendrá una duración de 20 días hábiles.

Se trata de la segunda convocatoria para la adquisición de viviendas vacías que se realiza desde el Ayuntamiento este año. La primera, ejecutada por Emvisesa, ha tenido ya una respuesta positiva con 59 viviendas ofertadas que están en estos momentos en proceso de evaluación y selección para determinar cuántas se pueden adquirir finalmente con el presupuesto disponible de la empresa municipal de vivienda de Sevilla.

“Un presupuesto social como el que venimos aprobando desde este gobierno durante este mandato permite que adoptemos medidas como éstas innovadoras en la ciudad de Sevilla y que pretenden responder a necesidades de vecinos y vecinas de Sevilla. Este gobierno cumple con sus compromisos y con los acuerdos suscritos con otros grupos políticos”, explicó el delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo.  

En esta ocasión, la convocatoria cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros con el objetivo de lograr en torno a una veintena de viviendas disponibles. En el pliego, en esta ocasión, se priorizarán las viviendas de dos o tres dormitorios y se fijan los 40 metros cuadrados útiles como las dimensiones mínimas. En función de los metros cuadrados podrán requerir de actuaciones de rehabilitación, aunque no podrán superar en ningún caso los 15.000 euros. El precio máximo que pagará el Ayuntamiento es de 110.000 euros por vivienda o 1.000 euros por metro cuadrado construido.

“Esta medida que ha aprobado hoy la Junta de Gobierno Local dentro del Área de Patrimonio se enmarca dentro de una estrategia de ampliación del parque público de viviendas que hemos aprobado y en la que ya hemos conseguido ejecutar avances importantes como la permuta de Ramón Carande o las convocatorias ejecutadas por Emvisesa para la compra o alquiler de pisos vacíos para darles un fin social”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.  

 

Acciones de Documento