El Ayuntamiento convoca ayudas para proyectos de prevención y reducción de daños por consumo de drogas con un importe de 155.000 euros y especial énfasis en menores, adolescentes, ámbito escolar y Zonas de Transformación Social

El programa 'Sevilla sin Drogas 2018' está dirigido a asociaciones y entidades sin ánimo de lucro para así complementar las iniciativas del Área Municipal de Salud. “Con las entidades del tercer sector y sus voluntarios, se estrechan lazos con quienes trabajan a pie de calle con drogodependientes y se logra mayor integración social”, dice el delegado Juan Manuel Flores.

(18/4/2018) El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha convocado el programa ‘Sevilla sin Drogas 2018’, con un presupuesto de 155.000 euros, destinado a entidades sin ánimo de lucro que desarrollen proyectos en dos líneas de trabajo: por un lado, aquellos orientados a la prevención selectiva frente a las drogas, y, por el otro, a la reducción de los daños por adicciones por el consumo activo. Se trata de una convocatoria en concurrencia competitiva y sus proyectos habrán de desarrollarse a lo lago del ejercicio en curso.

De la cuantía total de esas subvenciones, se destinarán 119.000 euros a proyectos dirigidos a la estrategia de intervención relacionada con proyectos de prevención selectiva e indicada de las adicciones, y 36.000 euros se dedicarán a los que incidan en reducción de daños en drogodependientes con consumos activos. Para el primer caso, el número máximo será de 26 y 15.000 euros como límite para cada proyecto. En el segundo, el tope asciende 10 proyectos y con un límite de 18.000 euros como subvención posible.

El programa presta atención a determinadas actividades definidas como prioritarias por el Servicio de Salud de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, como son la promoción de acciones informativas de sensibilización sobre riesgos del consumo de drogas; la detección e intervención precoz frente a las situaciones de consumo problemático y conductas conflictivas en colectivos juveniles; la promoción de acciones para formación integral y de protección frente al consumo, en especial con grupos de menores y jóvenes en situación de riesgo social; la implicación de los mediadores y agentes comunitarios (los profesores, agentes de salud, educadores, etc.) en el desarrollo de las actuaciones de prevención con colectivos en riesgo; el desarrollo de intervenciones preventivas (selectivas e indicadas), de reducción de daños en personas afectadas por las adicciones, en zonas de actuación preferente de la ciudad, así como en colectivos vulnerables (inmigrantes, minorías étnicas, etc.) y en familias con riesgo social.

En el procedimiento se valorará, entre otros contenidos, que el tipo de proyecto responda a una “necesidad manifiesta” en las estrategias de intervención según el sector de la población al que se dirige, complementando los proyectos y programas desarrollados en la Sección de Prevención y Atención a las Adicciones del Servicio de Salud del Área de Bienestar Social y Empleo; que el proyecto en cuestión se dirija a una o más Zonas de Transformación Social (Torreblanca, Polígono Sur, Polígono Norte y Tres Barrios-Amate); que tenga en cuenta los sectores de población con una especial vulnerabilidad social; las actuaciones socioducativas en jóvenes y menores en riesgo de exclusión social; los trabajos de refuerzo para el ámbito educativo; la capacitación prelaboral en jóvenes en riesgo de exclusión social; las iniciativas para combatir el absentismo escolar, así como las incidencias judiciales en menores; las acciones de ocio constructivo; el desarrollo de las acciones con grupos de riesgo (jóvenes y adolescentes con consumos problemáticos, familias en situación de alto riesgo social, población inmigrante, minorías étnicas), o la promoción de la salud en las familias.

Se valorará, asimismo, el grado de implicación de los voluntarios, al objeto de lograr “una mayor integración social y estrechar los lazos entre la Administración social y quienes trabajan a pie de calle con personas drogodependientes”, ha comentado el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores. “De nuevo apostamos por la continuidad de una programa que refuerza la capacidad del Gobierno local de actuar en el ámbito de la lucha contra las drogodependencias y con la ayuda de las entidades del tercer sector, complementando las estrategias municipales”, ha dicho Flores, quien ha destacado el especial énfasis que se pone en la prevención ante los menores y adolescentes y en actividades en los ámbitos educativos, así como en las Zonas de Transformación Social de la ciudad.

El plazo de presentación de solicitudes será de quince días hábiles contados a partir del día siguiente al que se publique en el Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla, y podrán ser presentadas en los distintos Registros Municipales del Ayuntamiento de Sevilla.

Acciones de Documento