El Ayuntamiento inicia el 1 de marzo el nuevo modelo de gestión del arbolado y zonas verdes con 117 nuevas contrataciones y 14,3 millones de euros de presupuesto anual

Entre las prioridades del gobierno para el inicio de este contrato se sitúan el saneamiento del arbolado en riesgo, la plantación de 7.000 ejemplares y un plan de medidas para reducir el fenómeno de la caída de ramas en verano. Se van a poner en marcha además programas específicos en los primeros meses para la recuperación del Parque de Torreblanca, el arroyo Ranillas y el Jardín del Guadalquivir.

(19/02/2018) El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, los miembros del gobierno municipal y el director general de Medio Ambiente, Adolfo Fernández, han mantenido hoy una primera reunión de trabajo para preparar la puesta en marcha del nuevo modelo de conservación y mantenimiento del arbolado y zonas verdes de la ciudad que entrará en funcionamiento el 1 de marzo una vez que se han firmado todos los contratos el pasado 7 de febrero.

El nuevo modelo cuenta con un presupuesto total de 54,2 millones de euros (IVA incluido) en cuatro años, lo que supone un crecimiento del 20% respecto al anterior contrato,  y contará con una plantilla de al menos 340 personas, lo que supone la subrogación de los 221 trabajadores actuales y la contratación de al menos 119 personas antes del próximo 1 de marzo con lo que se conseguirá el objetivo de incrementar en casi un 50% la plantilla.

Todo el proceso se ha realizado de acuerdo con las clausulas sociales y ambientales aprobadas por el gobierno de la ciudad y que han permitido, entre otras cuestiones, que las baja económicas se han reducido al 9% de media.

El nuevo modelo divide los contratos por un lado en dos grandes para la conservación y el mantenimiento de los 115.000 árboles ubicados en la vía pública para lo que dispondrán de 21 cuadrillas con 77 operarios. Por lado, hay seis contratos de parques y zonas verdes de la ciudad que conservarán 5,4 millones de metros cuadrados; y por último hay dos contratos que gestionarán los 1,3 millones de metros cuadrados jardines y espacios de la vía públicas de los barrios.

“Es probablemente el mayor contrato que se ha adjudicado en los últimos años en el Ayuntamiento y para este gobierno se trata de una prioridad tanto para reforzar la apuesta por la sostenibilidad y mejora de nuestras zonas verdes, como para mejorar la coordinación y la respuesta a las demandas de los vecinos y vecinas de los barrios de la ciudad en relación con el cuidado del arbolado y las zonas verdes”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Para definir esta nueva línea de actuación, en la reunión celebrada hoy se han marcado como prioridades tanto completar el plan de saneamiento del arbolado en la vía pública en función del diagnóstico realizado y difundido públicamente en 2015 así como elaborar un programa de podas en los barrios y lanzar una ambiciosa campaña de plantación de árboles que tenga como objetivo llegar a unos 7.000 después de que entre los años 2017 y principios de 2018 se haya rebasado el millar.

Asimismo, y dado el deterioro que han tenido durante años y que las mejoras introducidas en este mandato han sido insuficientes, se marcan como prioritarios los objetivos de recuperar y adecuar el Parque de Torrablanca, el Pinar de Ranilla y los Jardines del Guadalquivir.

En paralelo, se va a trabajar desde los servicios municipales en iniciar los procesos de recepción del arbolada de zonas privadas de uso público en distintos barrios de acuerdo al proceso iniciado ya por el gobierno de la ciudad y se van a adoptar nuevas med9idas para acercar el servicio a la población como la realización de encuestas de satisfacción este mes de marzo y la realización de actividades de educación ambiental.

reunión de puesta en marcha nuevo modelo zonas verdes.JPG

Acciones de Documento