El Ayuntamiento inicia la fase de información a entidades, asociaciones de vecinos y comunidades de propietarios para la tramitación de la recepción de barriadas

El mapa de barriadas ha localizado en el Distrito Macarena 65 parcelas que abarcan una superficie de 567.000 metros cuadrados y en ellas hay 738 bloques de viviendas, lo que supone una población estimada de más de 14.000 personas.

(25/12/2017) El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la acción coordinada de la dirección general de Parques y Jardines de la Gerencia de Urbanismo y el Distrito Macarena, ha arrancado la fase de información a comunidades de propietarios, entidades y asociaciones vecinales para iniciar la correspondiente tramitación de la recepción municipal de espacios libres y viarios. Estos espacios se encuentran previamente definidos por el consistorio a partir de la confección del mapa de barriadas recientemente presentado. La nueva fase del proyecto primará acciones e iniciativas en espacios y zonas verdes que se priorizarán en función del trabajo de campo que se está desarrollando en función de la situación que
presentan en la actualidad.

Con esta iniciativa, según el alcalde Juan Espadas, “comenzamos a corregir un déficit histórico, posibilitando que los barrios y la ciudadanía de Sevilla tenga acceso a los mismos derechos y servicios públicos”. El documento que define el mapa de barriadas correspondiente al distrito Macarena ha recibido ya la aprobación de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Sevilla e identifica 65 parcelas o unidades residenciales susceptibles de actuación.

Estas 65 parcelas abarcan una superficie de 567.000 metros cuadrados y en ellas hay 738 bloques de viviendas, lo que supone una población estimada de más de 14.000 personas. Están distribuidas en las barriadas de La Barzola, Comunidades, Begoña, Hermandad del Trabajo, La Carrasca, Las Golondrinas y Villegas, espacios donde esta realidad urbanística se encuentra particularmente acentuada. Las restantes se encuentran siendo analizadas por los responsables municipales de cada distrito, así como continúan los trabajos de redacción, por parte de la Gerencia de Urbanismo, para conocer la situación de las demás zonas de Sevilla.

Con esta medida, el consistorio sevillano pretende superar una de las "asignaturas pendientes" de la ciudad sobre zonas comunes que aun siendo de uso público, no son de titularidad municipal, lo que impide una adecuada prestación de los servicios públicos. Para acceder a esta nueva situación hay que cumplir diferentes requisitos como que las edificaciones estuviesen levantadas sobre suelo urbano consolidado, que sus espacios libres estuviesen abiertos al uso común general, y que en tales zonas, el Ayuntamiento ya viniese realizando actos propios determinantes de una recepción tácita como la prestación de servicios municipales, otorgamiento de licencias, obras y actuaciones, entre otros.

Esta iniciativa del gobierno municipal para la recepción de la dotación de servicios públicos y ordenación de espacios sobre los que se no se produjeron un acto formal de recepción tras su construcción y puesta en servicio, fenómeno especialmente habitual en los años 70 y 80 del pasado siglo, parten del informe de la secretaría municipal que alertaba sobre esta situación.

Acciones de Documento