El Ayuntamiento inicia la recogida de muestras de ADN de los familiares de las víctimas de la fosa de Pico Reja

Después de la localización y señalización del espacio, se trata de una medida previa a la exhumación de los cuerpos, que se afrontará con a través del convenio que se está afrontando con Junta de Andalucía y Diputación de Sevilla.

(22/5/2018) Unos 80 familiares han participado en la primera jornada de recogida de ADN que se está desarrollando en el Laboratorio Municipal dentro de los trabajo de identificación de víctimas de la dictadura cuyos restos permanecen en fosas comunes del Cementerio de San Fernando. Se trata de una iniciativa de la Delegación de Participación Ciudadana, Educación y Edificios Municipales, que se está ejecutado por un equipo de especialistas formado por la Universidad de Granada y por el personal del propio laboratorio, adscrito a la delegación municipal de Salud. Consiste en la recogida de patrones de ADN y su documentación para posterior cotejo con los restos de las fosas, lo que habilitaría su identificación.

Este análisis de ADN se contextualiza en los trabajos que se están realizando en Pico Reja, fosa común de 2.685 metros cuadrados donde según los estudios previos pueden encontrarse más de 1.100 personas, que pudieron ser enterradas allí en diferentes fechas de acuerdo a los restos encontrados. En este espacio se han documentado signos evidentes de violencia en los restos encontrados que se corresponden con enterramientos colectivos, no normalizados y con cuerpos con daños y signos de violencia según las conclusiones de especialistas como José Díaz Arraza.

Se trata de la fosa más importante en dimensiones según los estudios de localización y definición que se han desarrollado en el presente mandato, “marcado por el trabajo que hemos venido realizando de la mano de las asociaciones de Memoria Histórica, que han posibilitado llegar a este punto con el trabajo que han venido realizando durante todos estos años hasta la fecha” así como por el cumplimiento de los compromisos de investidura y los acuerdos tomados por unanimidad de todos los grupos políticos en el Pleno Municipal, según ha recordado la delegada Adela Castaño. Esta iniciativa arrancó con la configuración de las Mesas de Participación con entidades y sindicatos (CCOO, CGT, UGT) así como de una Mesa Técnica.

La delegada Adela Castaño ha asegurado que este trabajo previo resulta “importante, no tiene precedentes en la ciudad, y que continuará, a través del convenio que se está ultimando con Junta de Andalucía y con Diputación provincial, con la exhumación”. Este convenio se enmarca dentro de la recientemente aprobada Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía así como  del acuerdo marco suscrito el pasado mes de diciembre entre la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial. Las tres administraciones colaborarán económicamente en este proyecto que se ejecutará en varias anualidades e incluirá la identificación de las personas, entre las que está documentada la presencia de líderes políticos, sindicales y sociales de Andalucía.

La fosa de Pico Reja será la primera en la que se desarrollen este tipo actuaciones ya que el Ayuntamiento ha iniciado igualmente la tramitación de la localización y señalización de otras dos fosas comunes del Cementerio de San Fernando con la colaboración de las asociaciones de Memoria Histórica.

La acción del gobierno municipal ha contemplado acciones paralelas a estas, como ha sido la eliminación de las nominaciones de las rotulaciones franquistas que permanecían en el callejero o la reparación de los funcionarios represaliados durante la dictadura, entre otras.

 

Acciones de Documento