El Ayuntamiento presenta la ciudad en FITUR como un gran escenario para la cultura durante todo el año

La programación se presenta unificada según bloques que siguen las estaciones del año ante los operadores turísticos, con el Año Murillo, la Bienal y la ceremonia de los premios del cine europeo como los acontecimientos internacionales que vertebran la agenda “2018 es el año más cultural que internacionalmente ha vivido Sevilla y hay que mostrar a los profesionales del turismo la amplia y variada programación de una ciudad que rezuma cultura”, según ha dicho el alcalde, Juan Espadas La capital hispalense aprovecha el tirón de ‘La Peste’ con una nueva ruta diseñada por los propios autores de la serie de Movistar que se ambienta en la Sevilla del siglo XVI y fue rodada el año pasado en la ciudad por Alberto Rodríguez y Rafael Cobos

(17/01/2018) El Ayuntamiento ha presentado hoy la agenda cultural de Sevilla para todo 2018 en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, FITUR, que contempla la ciudad entera como gran escenario para la cultura durante todo el año combinando su patrimonio con las artes vivas. Tres grandes hitos internacionales confluyen en este ejercicio: el Año Murillo, la Bienal de Flamenco y la entrega de premios de la Academia de Cine Europeo, EFA. Y en torno a ellos se han concebido cuatro grandes bloques, que casi coinciden con las estaciones del año: ‘+Cultura en Primavera’, ‘Noches de verano’, ‘Otoño Cultural’ y ‘Alumbra’, este último también con una impronta marcadamente familiar de cara a las Navidades.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, se ha encargado de la presentación de la agenda cultural junto con Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo. Y los objetivos primordiales de aglutinarla y difundirla en FITUR radican “en mostrar a los operadores turísticos nacionales e internacionales que Sevilla rezuma cultura y reforzar la cultura como reclamo para incrementar la estancia media de los turistas y la calidad del turismo, así como enriquecer la experiencia que el viajero se lleva de la ciudad”, ha comentado el alcalde. “Se trata de una oferta cultural dentro y fuera de los tradicionales espacios culturales y que convierte a la propia ciudad realmente en el escenario de la actividad cultural”, ha abundado.

“2018 es el año más cultural que internacionalmente ha vivido Sevilla. Confluyen el Año Murillo, el evento cultural más importante en el que se ha embarcado la capital a nivel mundial, la Bienal de Flamenco, que cumplirá su vigésimo aniversario, y la entrega de los premios de la Academia del Cine Europeo, en el marco del SEFF”, ha desgranado el alcalde. Y precisamente en torno al 400º aniversario del nacimiento del genial pintor sevillano, la cita internacional por excelencia del flamenco y el cine se articula la agenda cultural de Sevilla para este año.

Ante la prensa especializada y operadores turísticos, Antonio Muñoz ha comentado que este año la programación cultural en Sevilla será “más participativa y ciudadana que nunca”, gracias a las actividades paralelas, de calle e infantiles concebidas para los diversos festivales, y se caracterizará por la transversalidad, es decir, que habrá una mezcla de disciplinas artísticas: así, y a modo de ejemplo, el delegado ha citado ópera moderna y autos sacramentales en el Año Murillo, o distintos tipos de estilos musicales en la Bienal de Flamenco. La intención, según ha abundado, es contribuir a crear nuevos públicos, como el infantil para la Bienal.

El Año Murillo

De noviembre de 2017 a diciembre de 2018, Sevilla acoge un ambicioso programa de actividades culturales con el objetivo arrojar nuevas perspectivas para el estudio sobre la obra de Murillo, ponerla en valor para mostrarla a los ciudadanos y viajeros y ligar su innovación y aportaciones a la Sevilla de hoy. La capital se convierte, así,  en una gran pinacoteca a través de la que descubrir el legado de Murillo en aquellos lugares para los que fue creado.

El Año Murillo comenzó el 28 de noviembre, con la presentación en el Museo de Bellas Artes de la primera de sus exposiciones, ‘Murillo y los Capuchinos de Sevilla’, que reconstruye el retablo que el pintor realizó para el convento de los Capuchinos, incluida su pieza central, ‘El Jubileo de la Porciúncula’, que regresa a la ciudad dos siglos después y que acaba de ser restaurada.

Tras inauguración, marcada también por el concierto que Jordi Savall ofreció en el Teatro de la Maestranza, un recital inspirado en la vida y el tiempo del maestro, se han sumado a Año Murillo otras cuatro muestras. Así, ‘Murillo y la Catedral de Sevilla. La mirada de la santidad’, que indaga en la relación del maestro con la Iglesia a través de las grandes obras que conserva el templo sevillano; ‘Murillo y su estela en Sevilla’, comisariada por Benito Navarrete, y que estudia los modelos murillescos como si fueran supervivencias que se mantienen a lo largo del tiempo; ‘Murillo y la Facultad de Bellas Artes’, homenaje desde el mundo académico a la obra del pintor, y ‘Los Neve.

Mercaderes, hidalgos y mecenas en la época de Murillo’, en torno a una de las familias que se convirtió en pilar del esplendor del Barroco. Asimismo, se han inaugurado ya los itinerarios del Año Murillo, unas rutas que, comisariadas por Enrique Valdivieso, rastrean la obra de Murillo en la ciudad de Sevilla y que se quedan ya en la ciudad, ampliando su patrimonio cultural y su interés turístico.

El Año Murillo continuará en su segundo trimestre sumando más actividades a su calendario. Así, la música cobrará protagonismo a través del ciclo ‘Bajo el signo de Murillo’, que está coordinado por el violagambista Fahmi Alqhai y que se celebrará en diversas capillas sevillanas, publicaciones como el primer corpus documental de Murillo, y llegarán nuevas exposiciones, como ‘Aplicación Murillo’, que recorrerá la inserción de la figura del maestro en el imaginario colectivo para su recuperación crítica desde valores que la modernidad le había censurado; y la gran muestra ‘Murillo. IV centenario’, la primera antológica dedicada al pintor en su ciudad, que llegará al Museo de Bellas Artes el proximootoño. Además, en marzo se desarollará el Congreso Internacional de Año Murillo, con muchos de los mejores especialistas en arte del periodo a nivel mundial. Teatro, ciclos de cine, conferencias, talleres y actividades para familias y colegios y rutas gastronómicas, teatralizadas o culturales organizadas en colaboración con la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas (ASET) completan los fastos con los que Sevilla rendirá tributo y redescubrirá a uno de sus mejores pintores.

La Bienal de Flamenco

La XX Bienal de Flamenco se desarrollará del 6 al 30 de septiembre en pleno pórtico del otoño sevillano y será un evento más participativo. El 6 de septiembre arrancará con unas jornadas festivas, abiertas y participativas, el sentido de fiesta que se trata de mostrar al mundo. El 7 de septiembre, la Plaza de Toros de la Maestranza abrirá sus puertas para acoger el espectáculo Arena, del bailaor Israel Galván, dado así el Será la inauguración de la Bienal.

Junto a otros espacios escénicos de la ciudad como los teatros de la Maestranza, Central, Lope de Vega o Alameda, a los que se sumarán espacios de enorme riqueza patrimonial como el Real Alcázar o la iglesia de San Luis de los Franceses, la edición número 20 ofrecerá también la oportunidad de conocer los trabajos que los artistas flamencos conciben como obras singulares para mostrarse en nuevos escenarios. La clausura por parte de Dorantes se realizará en el Puerto de Sevilla, se adaptará el Teatro Alameda a Café Cantante, donde tendrá cabida en las noches sevillanas el flamenco más ortodoxo y el de vanguardia, y se mantienen abiertas negociaciones con casas palacios sevillanas, como Casa Salinas, para cerrar su incorporación como espacios escénicos de la Bienal.

+Cultura en Primavera

Para la primavera, las calles de Sevilla vivirán una explosión de jazz con el Festival Europeo Big Bang, en el Monasterio de la Cartuja sonará a indie con Interestelar, en el Casino de la Exposición acampará Nocturama, toda la ciudad bailará al ritmo del Festival de Swing y se moverá con el Suntap Festival. Se bailará danza con Escena Mobile, se celebrará la Feria del Libro de Sevilla, sacando la literatura a las plazas, a la vez que las artes escénicas se expanden más allá de los escenarios, puesto que el FEST convertirá la capital sevillana en un gran teatro y Circada en un gran circo y los objetos cobrarán vida con la Feria Internacional del Títere. En el marco del Espacio Turina, asimismo, se desarrollará la Temporada de Zarzuela, el Ciclo de Música de Cámara, y en el Teatro Lope de Vega, junto con toda su programación teatral, en la primavera estará la oferta Barroca de Sevilla, y en marzo llegará el FEMÀS, Festival de Música Antigua de Sevilla.

Noches de Verano

Para el periodo estival, Sevilla acude a los parques y jardines, con el tradicional ciclo musical ‘Noches en los Jardines del Real Alcázar’, combinando música de todo tipo y tiempos, con las visitas nocturnas a los espectaculares espacios verdes del conjunto monumental, catalogado Patrimonio Mundial por la Unesco. Y ’21 grados’, el ciclo cultural del CICUS de la Universidad de Sevilla, se adentra también en las noches de Sevilla, donde además convergen diversos cines de verano en distintos barrios de la ciudad.

Otoño Cultural

En otoño entra al compás de la Bienal de Flamenco y la estación irá avanzando con las novedades editoriales de Bookstock, el Mes de la Danza, las bandas del mañana con el festival Monkey Week y el SEFF, y el Festival de Cine Europeo, y se despedirá con la alfombra roja de la ceremonia de entrega de premios EFA de la Academia de Cine Europeo que supone un gran espaldarazo internacional para el propio SEFF y la imagen cultural de Sevilla. El Festival Garabattagge de Ilustración, Perfopoesía o la Feria del Libro Antiguo completan esta agenda cultural del otoño, que se enriquece también con los eventos culturales (musicales, conciertos) que se desarrollan en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, FIBES.

Alumbra

Y 2018 concluirá con la programación navideña Alumbra, con sus itinerarios de luz y cultura en distintos enclaves de la ciudad, la iluminación de más de 250 calles y una amplia y variada programación que combina ocio, cultura, tradiciones y actividades educativas diseñada especialmente para los niños y las niñas y sus familias, y donde la programación del auditorio de FIBES volverá a cobrar protagonismo de cara a las vacaciones escolares.

Junto a toda la programación anual concebida por el ICAS (Instituto de la Cultura y las Artes Escénicas del Ayuntamiento de Sevilla), hay que sumar las de la Diputación de Sevilla –por ejemplo, el Circuito Provincial de las Artes Escénicas y Musicales del año 2018–, el CaixaFórum, convertido en uno de los espacios museísticos con más visitas de la capital andaluza, la temporada de ópera del Teatro de la Maestranza y de la Sinfónica de Sevilla, al tiempo que abrirán nuevos espacios para la cultura en la ciudad.

LAS RUTAS DE ‘LA PESTE’

Y en el marco de la presentación de la agenda cultural de Sevilla en Fitur se ha dado a conocer también el producto ‘La Ruta Dorada de La Peste’, un recorrido guiado, aunque no lineal (puede recorrerse en el orden que se quiera), e interactivo que invita a los curiosos paseantes que transiten por las calles de Sevilla a descubrir por sí mismos una docena de localizaciones reales que guardan cierta relación con la serie ‘La Peste’, de MoviStar, y con personajes anónimos e incómodos que también construyeron su historia. Se trata de una ruta turística concebida por los creativos y documentalistas de esta serie de Alberto Rodríguez y Rafael Cobos, ambientada y rodada en Sevilla.

Entre los enclaves que componen esta ruta se encuentran la Cárcel Real, la Plaza Molviedro, las gradas de la Catedral, la imprenta Cromberger, Triana (calle Pureza e inmediaciones de Castillo de San Jorge), Casa de la Moneda, Hospital de las Cinco Llagas, la Plaza del Cabildo y Casa Monardes. Algunos son lugares ya habituales en circuitos turísticos, otros no tanto, pero sobre los que ‘La Ruta Dorada de La Peste’ nos brinda la oportunidad de conocer aspectos históricos y sociales hasta ahora no tan conocidos para los viandantes. Lugares donde se comerció con esclavos, donde la iglesia gestionó la mancebía, donde los no nobles se convirtieron en influyentes, donde se imprimieron libros que llegaron a medio mundo, donde fueron recluidos los librepensadores que leyeron lo que no debían y cuestionaron dogmas sociales, religiosos y políticos.

Y en este marco, Muñoz ha destacado la importancia de los rodajes Sevilla, que se presenta también en FITUR como destino de rodajes, y ha recordado que la Plaza de España fue catalogada recientemente por parte de la Academia Europea de Cine como Tesoro de la Cultura Cinematográfica Europea, un reconocimiento que pocas ciudades tienen.

DESCARGA AQUÍ EL FOLLETO

 

Acciones de Documento