El Ayuntamiento proyecta la reurbanización integral de la Plaza Salesiano Don Ubaldo, en Triana, con una ampliación y nuevo diseño para el área ajardinada, zona de juegos infantiles y aparatos biosaludables y la renovación de redes y alumbrado

Se trata de una de las actuaciones prioritarias incluida en el proyecto de Presupuesto para 2018 y cuya inversión rondará los 700.000 euros con 6 meses de plazo de ejecución La delegada del Distrito Triana, Carmen Castreño, presenta ante los vecinos y las vecinas este proyecto “de gran envergadura tanto para los residentes y para el conjunto del barrio” “Si el Presupuesto municipal para 2018 es aprobado, la licitación y la ejecución de la obra se afrontarían este año”, traslada Castreño

(06/02/2018) El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y en coordinación con el Distrito Triana, ha diseñado la reurbanización completa de la Plaza Salesiano Don Ubaldo que incluye el mantenimiento del arbolado en buen estado, soluciones para los actuales parterres con muros que delimiten las plantaciones al tiempo que permitan recuperar espacios libres para instalar una zona de juegos infantiles y otra de aparatos biosaludables para el ejercicio físico de personas mayores, la definición de itinerarios peatonales y accesibles, la instalación de mobiliario urbano y diversas plantaciones de tapizantes y arbustos para la ampliada área verde.

La delegada del Distrito Triana, Carmen Castreño, y la arquitecta responsable de ese proyecto en la Gerencia de Urbanismo de Sevilla, Belén Valdivieso, han presentado los detalles de esta iniciativa ante los vecinos y las vecinas del entorno. “Se trata de una reordenación integral de la plaza, que marcará un antes y un después en la vida cotidiana de la vecindad, y que pretendemos acometer en 2018, siempre y cuando salga adelante y se apruebe el Presupuesto municipal para este año”, ha reseñado Castreño.

“Es una obra de gran envergadura para los residentes en los edificios circundantes y para el conjunto del barrio de Triana. Por ello es una de las consideradas prioritarias en el proyecto de Presupuesto concebido por el gobierno de la ciudad para 2018, y si este es aprobado, se licitará y comenzará a ejecutarse este mismo año”, según ha abundado la delegada. La inversión estimada es de 700.000 euros, con un plazo de ejecución que rondaría los 6 meses.

La ordenación actual de la plaza data de 1979. El crecimiento de algunos árboles –el área ajardinada está conformada por jacarandas, brachichitos, palmeras y naranjos, así como diversas especies arbustivas– está poniendo en riesgo la estabilidad de los muretes de ladrillo que configuran los parterres. “Después de tantos años sin actuar la intervención es necesaria”, según enfatizó Carmen Castreño ante los vecinos y las vecinas en una reunión mantenía en la sede del Distrito Triana. Las medidas en esta materia serán coordinadas en todo momento con el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla.

Los nuevos muros se construirán a una distancia propicia para que las raíces no les afecten y se eliminará el cerramiento metálico para abrir la plaza a los ciudadanos. Asimismo, se acometerán los saneamientos arbóreos que sean necesarios al tiempo que se restaurará la calidad de toda la plantación, para la que se instalará un nuevo sistema de drenaje y de riego. El hecho de constituir una intervención integral lleva aparejada también la renovación de toda la red de abastecimiento y saneamiento y de la infraestructura de alumbrado público.

Solería de hormigón de diferentes grosores compondrá el pavimento de la plaza. El de seguridad para las áreas infantiles y ejercicio de mayores será de césped artificial en distintos colores. Para la parte ampliada de los parterres por los nuevos muros, se prevén plantas tapizantes sostenibles de climas mediterráneos y arbustos de flor con la finalidad de que ayuden a sostener el pequeño talud resultante y den mayor colorido a la plaza.

Su zona de juegos infantiles estará formada por 5 elementos para niños y niñas con edades comprendidas entre 2 y 5 años, de los que 4 serán inclusivos –es decir, para posibilitar el disfrute de pequeños con diversidad funcional–. Mientras, el área para promover y mejorar la salud de los mayores tendrá 5 aparatos biosaludables, y con especial énfasis en aquellos que permitan ejercicios de recuperación.

Acciones de Documento