Emilio Gutiérrez Caba protagoniza ‘Después del ensayo”, de Ingmar Bergman, en el Teatro Lope de Vega

Le acompañan las actrices Chusa Barbero y Rocío Peláez en este montaje que acogerá este espacio escénico durante el fin de semana.

(27/04/2018) Los actores Emilio Gutiérrez Caba, Chusa Barbero y Rocío Peláez llegan este sábado y domingo al Teatro Lope de Vega para representar ‘Después del ensayo’, de Ingmar Bergman,  la obra más autobiográfica del célebre autor y director sueco.

Este montaje es  el mejor homenaje  a los actores y directores  de teatro que pudo hacer el autor,  un homenaje dirigido en especial a las  actrices, en concreto a la que fuera su musa  durante años: su hija. El paso inexorable  del tiempo, la decadencia del cuerpo enfrentada  a la pulsión de los deseos, la necesidad de actuar  por encima de todo y en todos los ámbitos de la vida,  los fantasmas de personas y personajes que albergan las paredes  del teatro, las relaciones íntimas (incluso familiares) que acaban  invadiendo a esos seres que se atreven a representar las emociones  y los dilemas humanos frente a otros seres que los observan, empatizan  o juzgan.

Con  esta obra,  el propio Bergman  intentaba redimirse,  justificarse, explicarse. Toda  una vida de éxitos y fracasos,  condensada en el momento presente,  con sus fantasmas y sus personas de  carne y hueso, representadas por la madre  y la hija, por los objetos que recuerdan todas  sus obras, todas las vidas y la nueva obra que se  vuelve a acometer, esta vez con una joven. Y todo vuelve  a empezar.

Juan  José Afonso, director de escena,  llevaba 10 años intentando levantar  este proyecto y esperando al elenco ideal para el mismo, que ha quedado conformado finalmente por Emilio Gutiérrez Caba, Chusa Barbero y Rocío Peláez.

En esta temporada 2017/18, el actor Emilio  Gutiérrez Caba, ganador de varios premios Goya entre otros grandes galardones, puede  presumir de haber transitado todos los territorios que el propio Bergman recorrió  en vida: el teatro, el cine, la interpretación, la dirección, los lazos familiares,  la familia del teatro, la incertidumbre de la búsqueda y el placer íntimo del hallazgo,  la exposición al juicio y el rubor de los halagos.

Chusa Barbero,  experimentada actriz  de teatro, da vida a  la madre en el montaje, quien posee también una sólida trayectoria teatral, cineasta y televisiva, habiendo trabajado con Azucena Rodríguez o Pilar Miró entre otras. A Barbero, su interpretación en la película de Jaime Chávarri “Besos para todos” le valió una nominación para los premios Goya del año 2000 como mejor actriz de reparto.

Junto a ellos, la joven Rocío Peláez  es la elegida para representar a esa  hija frágil, fuerte e inteligente que nació  y creció entre bambalinas y que lucha sobre las  tablas de un escenario. Especialmente conocida por su participación en series televisivas, se le puede recordar por su paso por “Hospital Central”, “El secreto de Puente Viejo” o “El Ministerio del Tiempo”, además de en varias películas y obras de teatro.

Acciones de Documento