La Federación de Artesanos se vuelca con el Año Murillo

En las tiendas del Espacio Santa Clara y Casa Murillo puedes adquirirse productor artesanales con el sello del Año Murillo.

(23/12/2017) A la labor realizada por el comisario de la exposición, Benito Navarrete, y la calidad artística de las obras seleccionadas, hay que sumar la riqueza de los espacios que acoge el Año Murillo. Este es uno de los valores del cuarto centenario del maestro sevillano, que permite al visitante disfrutar del arte en lugares atípicos y de belleza histórica que trascienden la clásica sala de museo.

El Ayuntamiento ha trabajado desde 2012 en la restauración del Convento de Santa Clara con el objetivo de devolverle su máximo esplendor. Estas labores se han enfocado en el refectorio alto, en el ala sur del claustro alto y en las dependencias del suroeste, permitiendo así recuperar una joya palaciega del siglo XIII que quedó oculta dentro de las dependencias de las monjas clarisas.

Ya en su momento, el Delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, puso de manifiesto el éxito de una intervención que ha permitido recuperar más de 800 metros cuadrados para albergar tanto la exposición de Navarrete como otras iniciativas futuras. Entre ellos, destaca el ante refectorio, donde el público puede visionar la película ‘Murillo, el último viaje’, el primer documental sobre el maestro que forma parte del programa oficial de Año Murillo.

Según el arqueólogo responsable de las obras, Pablo Oliva, el Espacio Santa Clara, declarado Bien de Interés Cultural, tiene una importancia histórica y artística pareja a la del Alcázar. Hay que recordar que el Arzobispado es poseedor de la iglesia del convento y de las dependencias (la sacristía y la vivienda del capellán), mientras que el resto del edificio es propiedad del Ayuntamiento (el refectorio, el claustro, el compás del antiguo convento y la Torre de Don Fadrique, entre otros).

En la zona suroeste del patio se ha habilitado una tienda exclusiva del Año Murillo, que además de servir como punto de venta de referencia durante la efeméride y como exponente de la artesanía de la ciudad, puede considerarse un espacio de visita obligada por su valor arquitectónico y artístico. En ella puede contemplarse la gran portada que daba acceso a la qubba sur o antesala del antiguo Palacio de Don Fadrique, decorada en su parte superior con tres pequeñas ventanas que se intercalan con paños de yesería. Aunque más reciente en el tiempo, pero con indudable valor artístico, la tienda también permite contemplar restos de pinturas de la época conventual.

En la sala pueden adquirirse productos variados (tazas, bolsos, libretas, camisetas y MP3-audioguías…) con el sello del Año Murillo, así como publicaciones de la efeméride, como el catálogo de la exposición ‘Murillo y su estela en Sevilla’,comisariada por Benito Navarrete, y el libro ‘Corpus Murillo’, de Pablo Hereza. La tienda también cuenta con un apartado dedicado a los productos para niños, permitiéndoles tener una experiencia didáctica e interactiva con el arte de Murillo a través de libros, juguetes y cuadernos temáticos, destacando la línea de angelitos inspirada en los querubines que aparecen en la obra ‘Los Niños de la Concha’ de Murillo.

Junto a la tienda del Espacio Santa Clara, el Año Murillo tendrá otro punto de venta en Casa Murillo, en pleno corazón del barrio de Santa Cruz (Calle Santa Teresa, 8) y punto de partida de los itinerarios de Año Murillo.

Tanto en la tienda de Santa Clara como en la de Casa Murillo cobra especial repercusión la Federación Artesanal de Sevilla (FAS), que ha instalado un córner con productos exclusivos de Año Murillo. El Instituto de la Cultura y de las Artes de Sevilla (ICAS) ha confiado en esta institución y en su labor desarrollada en el Alcázar para crear los productos conmemorativos del cuarto centenario del maestro. Para ello, FAS ha convocado un concurso público en el que unos 15 artesanos presentaron sus ideas, seleccionando una comisión a los 13 artistas.

Dos meses de trabajo han servido a estos artesanos para dar forma a un producto artesanal que trasciende el contexto clásico de Murillo, otorgándole un giro contemporáneo a la colección elaborada con motivo del IV centenario del nacimiento del pintor. Pañuelos de seda, joyería de vidrio, de seda y en plata, esmaltes, cerámica, forja, cerámica, abanicos y encuadernación.

La Federación de Artesanos de Sevilla, fundada a mediados de los años noventa, cuenta actualmente con casi un centenar de artesanos de diferentes sectores (textil, cerámica, vidrio, sombrerería, forja, pintura en seda, encuadernación, flores secas o grabados, entre otros). Los productos exclusivos del Año Murillo poseen la garantía de calidad de la FAS, se dirigen a un público que quiere tener un recuerdo de esta efeméride y solo se venden en Sevilla, a diferencia de otros productos estándar que se comercializan museos. Murillo también se vestirá de navidad, ya que en el Mercado Navideño de la FAS de este año podrán adquirirse algunos de estos productos artesanales.

A comienzos de 2018 el Ayuntamiento continuará trabajando en la conservación de los edificios anexos a Santa Clara y de la zona del compás, solventando los problemas de las fincas colindantes. Otro de los objetivos a medio-largo plazo del gobierno municipal es el de la rehabilitación de la Torre de Don Fadrique y de la portada de Maese Rodrigo.

Acciones de Documento